Indicadores económicos: UF: UTM: USD: ARS: EU: Santoral: Precio de las bencinas
Luis Esteban González Mora

Más de veinte años de cárcel pide Fiscalía para soldado que violó a pequeña hija de su pareja

policial
15/03/2017 a las 16:30

Los hechos comenzaron a gestarse desde febrero de 2016 hasta el mes de agosto, cuando la niña contó lo sucedido a su abuela.

Penas superiores a los veinte años están pidiendo para un ex soldado que fue acusado de abusar y violar a una niña de 10 años, hija de su pareja.

Ayer, en el Juzgado de Garantía de Punta Arenas se realizó la audiencia de preparación de juicio oral en contra del imputado Luis Esteban González Mora, de 20 años, ex soldado que fue dado de baja tras ser formalizado en el mes de septiembre del año pasado, pero que se mantiene en prisión preventiva en el Regimiento Pudeto, donde se indicó que la Fiscalía lo acusó por el delito de abuso sexual reiterado, solicitando una pena de 7 años de presidio, mientras que por el delito de violación impropia reiterada la fiscal Wendoline Acuña pidió una pena de 16 años de presidio.

Por su parte el abogado querellante, Eduardo Burgos, presentó una acusación particular en contra del mismo imputado, representando a la víctima, solicitando penas incluso más elevadas, por la de abuso sexual reiterado la de 10 años y un día de cárcel, mientras que por la violación impropia reiterada la de 20 años y un día de presidio perpetuo simple.

Tras la audiencia, los antecedentes fueron remitidos desde el Juzgado de Garantía al Tribunal Oral en lo Penal de Punta Arenas para que se fije fecha de audiencia de juicio.

Hechos

De acuerdo a la acusación de la Fiscalía, se indica que  los hechos comenzaron a gestarse en circunstancias que el imputado, Luis Esteban González Mora, de 20 años, quien se desempeñaba como soldado profesional en el Regimiento Acorazado Chorrillos. Se señala en la acción judicial que desde el mes de febrero del 2016, la menor víctima de 10 años a esa época, se fue a vivir a la casa de su madre, quien además compartía el inmueble con su pareja, el imputado, con quien posteriormente en el mes de mayo celebraron el acuerdo de unión civil.

En ese lugar, González Mora, aprovechándose de las circunstancias que la menor se encontraba viendo televisión en el living de la casa, se le acercó y comenzó a efectuarle tocaciones de connotación sexual, sacándole la ropa y tocándole sus partes íntimas, situación que comenzó a reiterarse de manera diaria, y que con el tiempo fueron aumentando en intensidad, esto es dándole besos en la boca para en el mes de mayo del año pasado accederla carnalmente, misma situación que se reiteró y que le provocó dolor a la menor víctima quien le pedía que no continúe con su accionar. Sin embargo, el imputado hizo caso omiso a tal petición, incluso que se repitió hasta tres días antes de la denuncia que se realizó en el mes de agosto del año pasado.

Con estos antecedentes, al imputado se le acusó como autor del delito de abuso sexual reiterado por los hechos que se registraron desde el mes de febrero al mes de abril de 2016, mientras que se le acusó además por el delito de violación impropia reiterada por los hechos que ocurrieron desde el mes de mayo hasta agosto del año pasado.

Cabe recordar que el imputado fue formalizado el 1 de septiembre del año pasado en el Juzgado de Garantía de Punta Arenas, donde fue enviado a prisión preventiva, sin embargo, al pertenecer al Ejército, y a pesar de haber sido dado de baja, fue enviado al Regimiento Pudeto donde se mantiene en la actualidad privado de libertad.

En dicha audiencia, se dio a conocer la declaración de la propia víctima de actuales 11 años, quien señaló que “mi abuela hizo la denuncia en contra del conviviente de mi mamá por cosas que le conté en la noche. Le dije a mi abuela que él me tocaba debajo de la ropa. Recuerdo un día mi mamá estaba sentada en otro sillón pero no vio nada porque me tapó con una frazada, además que trata mal a mi mamá y tuve miedo decir algo porque es muy agresivo. Me aguanté para que no le hiciera nada a mi mamá, esto me afectó mucho, me da rabia y me puse contestadora, mi mamá no me creyó, le pidió a Luis que no se vaya cuando mi abuela lo echó de la casa, pero después me dijo que estaba cegada”.


PUBLICIDAD

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios


PUBLICIDAD
Más noticias
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD