Indicadores económicos: UF: UTM: USD: ARS: EU: Santoral: Precio de las bencinas

Y ahora… ¿En quién podemos confiar?

opinion
16/07/2017 a las 17:18

Son diversos los hechos públicos que vienen ocurriendo desde hace -al menos- tres años y que ha provocado una caída en la confianza ciudadana.

Juan Ignacio Ortiz R. / Editor general Pinguino Multimedia

Columna/Análisis/ Juan Ignacio Ortiz R. / Editor general Pinguino Multimedia

Según el último informa del Centro de Estudios Públicos (CEP) estamos prácticamente en el peor nivel. La percepción de los chilenos sobre el estado de nuestra democracia y el nivel de confianza en instituciones está fuertemente deteriorada. La corrupción es uno de los factores que más ha influido. Hoy ya incluso no podemos confiar en quienes tienen altas responsabilidades políticas, porque en la medida que el fenómeno siga profundizándose será muy difícil superar lo que se ha identificado como una crisis de la institucionalidad.

La última encuesta de CEP reveló que el 56% de la población opina que la democracia funciona de manera apenas regular (contra 51% de la medición anterior), en tanto un 26% estima que lo hace mal o muy mal. Es sintomático que sobre el 80% de la ciudadanía tenga una percepción negativa, lo que si bien debe matizarse a la luz de otros datos -por ejemplo, la mayoría opina que su situación a nivel personal no es tan desfavorable-, parece claro que hay un progresivo deterioro en la calidad de nuestra institucionalidad. El estudio volvió a ratificar la deplorable percepción ciudadana de partidos políticos y Congreso, ambos ubicándose al final de la tabla en confiabilidad, con apenas 6%.  A la luz de estos antecedentes, no debería sorprender el escaso interés de la población por participar de los procesos políticos, y la baja probabilidad de que la calidad de la política pueda mejorar.

Todo este análisis nos da para elaborar una tesis y señalar que uno de los fenómenos más llamativos que ilustró la CEP fue el desplome que Carabineros experimentó en materia de confianza, pasando de 54% a 37%. Aun cuando sigue estando entre las tres instituciones que mayor confianza generan -las otras dos son las Fuerzas Armadas y la PDI-, es evidente que el escándalo de corrupción que se ha descubierto al interior de sus filas está golpeado gravemente su credibilidad. Ahora, con los recientes hechos ocurridos en Santiago y con algunos otros de violencia en Puerto Natales cómo podemos buscar una explicación para que esa imagen con la que muchos crecimos vuelva a instalarse, especialmente en las mentes de las nuevas generaciones.   

Las otras instituciones también se han visto perjudicadas, por ejemplo en el estudio de la CEP la confianza en la PDI cayó 10 puntos -para ubicarse en 37%-, tendencia que de persistir provocará un grave daño, ya que la ciudadanía tendrá una razón adicional para no denunciar delitos o apoyarse en sus policías, lo que afecta el combate al delito.

Los escándalos en la política y en distintas instituciones del Estado han llevado a que la percepción de corrupción se haya extendido de manera considerable. Así -de acuerdo con la CEP-, el 68% estima que la corrupción afecta a los partidos, mientras que el 60% opina que el flagelo se ha extendido al gobierno y el Congreso (46% opina que afecta a Carabineros). Chile ha logrado mantenerse como uno de los países menos corruptos del mundo -el Ránking de Transparencia Internacional lo ubica en el lugar 24-, pero parece evidente que este sitial podría deteriorarse rápidamente


PUBLICIDAD

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios apelando al respeto entre unos y otros desligandose por completo por el contenido de cualquier comentario emitido.

Comentarios


PUBLICIDAD
Más noticias
NOTICIA SIGUIENTE » Natalinos sorprendidos
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD