Indicadores económicos: UF: UTM: USD: ARS: EU: Santoral: Precio de las bencinas
Centro Artesanal Municipal

Artesanas reciben más público pero las ventas “siguen lentas”

cronica
17/07/2017 a las 20:00

Las Invernadas y su programación han favorecido que un mayor número de personas, que en su mayoría no son de la región, llegue hasta el centro artesanal a admirar la artesanía local, pero “las ventas están entre Mendoza y San Juan, nomás”. La venta de los packs de invierno ha sido sólo de aceptación relativa y las locatarias agradecerían una promoción mayor del centro y de las creaciones magallánicas confeccionadas con materiales regionales.

El hermoso edificio que cobija los treinta y tres stands donde se exhiben y se venden artesanías, ha empezado a recibir más visitantes en el último tiempo, pero esta mayor afluencia de público no se traduce en un aumento significativo de las ventas.

Así lo señalaron a Diario El Pingüino algunas de las personas que, utilizando solamente materiales regionales, conforman un segmento importante que aporta a la cultura magallánica desde las creaciones artesanales a base de lana, pieles, maderas, creatividad y mano de obra propia de esta región.

Ellos y ellas destacaron que los actos de las Invernadas, con desfile de modas incluido, hizo que numerosos turistas nacionales y residentes de la ciudad, conocieran el Centro Artesanal Municipal y las verdaderas obras de arte que se ofrecen en los stands del recinto, han contribuido a que llegue más  público.

El recinto está ubicado en calle 21 de Mayo, a escasa distancia de la Avenida Independencia, modestamente señalizado y que forma parte del conjunto que lo une al Mercado Municipal, lugar donde se ofrece la gastronomía regional, nacional e internacional, pero cuyo acceso principal da hacia la Avenida Costanera del Estrecho.

Lorena Reyes, quien tiene a su cargo el stand número 11, destaca la afluencia de visitantes, que no se esperaba que ello ocurriera, que influyen las vacaciones escolares y las Invernadas, pero que las ventas son relativas, “muchas visitas, muchas preguntas, pero compras, pocas”, explicó.

Coinciden en que los “packs de las Invernadas” han sido novedosos, pero cuesta venderlos y los artesanos y artesanas se sentirían muy felices si, al adoptarse alguna medida promocional, se les consultara su opinión.

Por su parte, María Velásquez, en el stand número 7, muestra el trabajo de los alumnos del taller laboral “Manos del Viento”, cobijado por la Corporación “Manos de Hermanos”, que funciona en el Barrio Prat y que fabrican artesanías, bolsas de género y otras creaciones que evidencian que las capacidades diferentes son obstáculos superables para ellos.

Junto a Ida Savareses esperan que las creaciones artesanales que se ofrecen sean adquiridas por los visitantes del recinto

Hortencia Fuentes también ha apreciado un aumento de los visitantes, pero las ventas “ahí nomás”, percepción que es confirmada por Cristián Zerega, del stand número 29, quien sugiere públicamente, que se lleve a los alumnos de los colegios, que haya mayor oferta cultural, más promoción, como un video de cada stand y que se reparta en la agencias de turismo, en las líneas aéreas, en los cruceros y en los buses y señala que esa tarea podría ser asumida por el Municipio local y él, al menos, está dispuesto a cooperar en esa tarea que define como “muy importante”.

En el mismo sentido se pronunciaron otras artesanas, como Rosa Guerrero (“se vende lento, pero seguro”), Ofelia Barría (“las ventas andan entre San Juan y Mendoza y se vende poquito”); Sandra Castillo (“yo restauro muebles y fabrico artesanías, mis clientes están fuera del centro, pero el ambiente es muy grato y sirve, además, para relajarse”).

No obstante el relativo pesimismo de las locatarias, también hay quien expresa una opinión muy positiva. “La cosa está buena. Ha llegado bastante gente, la mayoría de afuera de Magallanes, y me ha ido bien, pero podría ser mejor”, manifestó, con una sonrisa, Katherine Mansilla, del stand número 22.

Claro que quedan muchos aspectos que mejorar. Que necesitan más promoción (“sería bueno colgar un lienzo que indique que estamos aquí, en calle 21 de Mayo, con la artesanía magallánica. Nos ayudaría mucho”) y, por ejemplo, permitir que la conocida bibliotecaria Mercedes Bejarano pudiera seguir difundiendo la literatura regional mediante la venta de libros sólo de autores regionales, de los cuales hay muchos y de excelente nivel.

Finalmente, afirman que todo es perfectible y esperan que las autoridades que están al frente del Municipio, sigan prestando su valiosa ayuda y su colaboración para que el Centro Artesanal Municipal siga desarrollándose y, ojalá, alcance el nivel que tienen otros recintos similares a lo largo de Chile.


PUBLICIDAD

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios


PUBLICIDAD
Más noticias
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD