Indicadores económicos: UF: UTM: USD: ARS: EU: Santoral: Precio de las bencinas
Piden que la menor sea internada

Padres desesperados piden ayuda ante constantes hechos de violencia protagonizados por su hija

policial
11/09/2017 a las 13:00

La adolescente le propinó golpes a su hermana de 12 años, a su madre con una plancha para el pelo y a su padre lo agredió con golpes de puño, además de intentar cortarlo con el gollete de una botella.

Un grave hecho de violencia intrafamiliar quedó al descubierto pasado el mediodía de ayer en el Tribunal de Garantía de Punta Arenas, luego de que una adolecente de 16 años fuera formalizada por violencia intrafamiliar. 

En la audiencia, además de la menor, se encontraban presentes sus padres, quienes acompañaron al fiscal en el relato de los hechos. 

Luego de que se realizará el control de detención respectivo y se encontrara que el procedimiento policial realizado por Carabineros se acogía a derecho, el fiscal Manuel Soto le comunicó a la joven que el Ministerio Público iniciaba una investigación en su contra por los hechos ocurridos durante la jornada sabatina, cuando la menor se encontraba discutiendo con su hermana de 12 años al interior de la vivienda que comparten junto a sus padres.

En un instante de la discusión intervino la madre, la cual trató de que su hija de 16 años intentara calmarse, no pudiendo lograrlo, causando que esta se ofusque aún más y además de agredir a su hermana menor, procediera a tomar una plancha para el pelo, comenzando a propinarle golpes a su madre.

A los pocos minutos llegó al domicilio el padre de la menor, quien de igual forma la recriminó por haber golpeado a su madre y a su hermana, lo que nuevamente originó la reacción violenta por parte de la menor, quien tomó del pelo a su padre y le propinó golpes de puño en el cuero cabelludo, para posteriormente huir del inmueble. 

Fue en ese entonces que la adolecente, que dentro de los próximos días cumple 17 años, tomó una botella que se encontraba en el exterior, la cual quebró y con el gollete amenazó a su padre con cortarlo, debiendo el hombre ingresar al domicilio para evitar que su propia hija atente en contra suya, situación que derivó en que la menor rompiera uno de los ventanales del inmueble con la botella. 

La joven siguió su marcha y caminó hasta un sitio eriazo, ubicado en el sector sur de Punta Arenas, donde tomó otra botella, la cual rompió y con el gollete se auto infirió cortes en los brazos. Carabineros ya estaba avisado de la situación, procediendo a detenerla y trasladarla hasta el Hospital Clínico de Magallanes para que constate lesiones.

Pese a que la Fiscalía dio una salida alternativa para la adolecente, si es que hubiese admitido los hechos, ésta señaló que no los admitía, por lo que se realizará un proceso judicial completo en su contra, con preparación de juicio y juicio, lo que quedó fijado para octubre.

Antes del término de la audiencia, el fiscal Manuel Soto, a petición de los padres, solicitó la medida cautelar de abandono del domicilio y la prohibición de acercarse a sus padres, situación a la que se opuso el abogado defensor Richard Maldonado, señalando que esa medida cautelar perjudicaría aún más a la adolecente, siendo esta última teoría la acogida por el juez Pablo Miño, quien ordenó a la menor a que se someta a tratamiento para remediar su comportamiento.

Testimonio
No obstante, la madre de la menor señaló durante la audiencia que “con ella (no se entrega el nombre de la menor por prohibición de la ley) no se puede vivir, es muy violenta”.

Seguidamente el padre también hizo uso de la palabra durante la audiencia, señalando que “es segunda vez que le pega a la mamá y primera vez que me pega a mí. Le rompió la boca a su hermana chica y ahora se enoja y llega a romper todo, si nos puede echar nos echa. Tengo que dejar mi auto lejos porque sino también lo rompe. Ayer (sábado) agarró un gollete y me quería golpear con eso”.

Pese a este relato la menor sólo deberá someterse momentáneamente a un tratamiento de convivencia familiar en un consultorio de Punta Arenas, medida que ya había sido interpuesta con anterioridad, y aparentemente habría sido dada de alta, pero sin presentar mayores mejorías a juicio de sus padres. 
De igual forma, el juez Pablo Miño ordenó que los antecedentes sean puestos a disposición del Juzgado de Familia, en la búsqueda de una solución.

Luego de ello se dio por finalizada la audiencia en este caso, pero se retomó un proceso que la adolecente tenía pendiente, y que tiene relación a un delito de receptación cometido en mayo del 2016, en el sector sur de Punta Arenas, oportunidad que fue sorprendida junto a otros tres menores circulando en un automóvil que mantenía encargo por robo.

En este proceso también se ofreció una salida alternativa para la menor, si es que admitía su responsabilidad, pero la joven no aceptó tener responsabilidad en el hecho, quedando para octubre el proceso judicial, pudiendo retornar a su vivienda como si nada hubiese pasado.

Padres piden ayuda 
Los padres de la niña manifestaron estar cansados por los constantes hechos de violencia que su hija provoca, principalmente durante los últimos años, que ha cambiado considerablemente su personalidad.
Los padres, atemorizados por tener que seguir viviendo con la menor, narraron su experiencia durante los últimos años, la cual ha ido empeorando, pese a que la adolecente se ha sometido a diversas sujeciones de fundaciones que trabajan con menores. “Nosotros quedamos indefensos, con miedo a todo lo que pueda pasar, ya todo lo que ha pasado, en tres años, tratando de solucionar los problemas que ella tiene, la envían a fundaciones y hasta la fecha ha ido empeorando. Que muestre respeto hacia los padres, al contrario, le pegó por segunda vez a su mamá, a mi me pegó y me amenazó, hizo tira los vidrios de las casas, a la hermana chica le pegó una patada en la boca, y uno viene a pedir ayuda y no hacen nada. El sistema es para ello, nosotros pedimos ayuda pero no nos dan”, lamentó el padre.

Agregó que esto empezó cuando ella tenía 12 años, “empezó con rebeldía, a portarse mal y la derivaron a una serie de programas, nos citaron a todo y nosotros íbamos a todo, a terapias de familia. Ella dejó el colegio, ahora está en un sistema de dos por uno, pero no va nunca a clases, sale a las doce, hay semanas enteras que no llega a la casa, que no aparece, y se levanta a las tres de la tarde y si no le tienes comida que le gusta va y se enoja. Lamentablemente toda la protección es para ella, pero nadie piensa en mis otras hijas, ahora ella se fue para la casa y están mis otras dos niñas durmiendo, y si les hace algo quién responderá. Realmente está fallando el sistema, nosotros tenemos temor de estar allá en la casa”.

Por su parte la madre, entre lágrimas, dijo que “para mí como madre es súper difícil lidiar con ella, ya no se qué hacer, uno le dice algo y explota, siempre la tratamos de evitar, en el sentido de no discutirle nada, mis hijas tienen miedo de quedarse con ella en casa, y yo también, no puedo ni dormir bien por el miedo a que pueda hacernos algo mientras estamos dormidos, nunca se sabe con ella lo que pueda pasar”, señaló la madre, quien clama por ayuda para que su hija sea internada en un centro del Sename y pueda ser intervenida de manera eficaz.

El padre comentó que incluso en algunas oportunidades la menor le ha robado todo el sueldo, como también a otros integrantes de su familia, señalando que incluso intentaron que viva con su abuela, pero las actitudes de la adolecente hicieron que la mujer desista en cuidarla, ya que no la obedecía.

Ahora esperan que la citación del Juzgado de Familia llegue lo más pronto posible para que puedan enviarla a algún centro, incluso fuera de la región, para que pueda ser intervenida y ellos puedan encontrar la paz como familia.

Hay que indicar que el nombre de la menor ni de los padres se puede dar a conocer al tratarse de un hecho que constituye el delito de violencia intrafamiliar. 

Dentro de los próximos días la familia deberá comparecer ante el Juzgado respectivo, donde buscarán brindar otra solución, que pueda ayudar a la adolecente y sus padres.



PUBLICIDAD

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios


PUBLICIDAD
Más noticias
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD