Indicadores económicos: UF: UTM: USD: ARS: EU: Santoral: Precio de las bencinas

Más de 30 años de cárcel arriesga hombre que agredió, violó a su octogenaria madre y le quemó casa

policial
09/11/2017 a las 15:30

Héctor Nelson Sandoval Osorio, de 45 años, tenía una prohibición judicial de acercarse a su progenitora y al domicilio ubicado en la Población Santos Mardones, la que quebrantó en enero de este año para golpearla nuevamente pese a que registra varias condenas por este tipo de hechos, prendiéndole fuego a su vivienda.

Héctor Nelson Sandoval Osorio, de 45 años, está arriesgando penas muy altas por su reiterado comportamiento violento en contra de su propia madre, una mujer de 80 años. Ahora irá a juicio enfrentando cargos por delitos de incendio, lesiones, desacato y el más grave, en contra de su progenitora: violación.

Ayer, el imputado fue trasladado hasta el Juzgado de Garantía de Punta Arenas por personal de la USEP de Gendarmería. Sin embargo, se descompensó por lo que no estuvo presente en la audiencia de preparación de juicio oral. La audiencia se desarrolló con la presencia del fiscal Fernando Dobson, el defensor José Miguel Navarrete y el juez Juan Enrique Olivares. En el tribunal se expusieron todos los testigos y peritos que expondrán en el juicio que se deberá fijar una vez que los antecedentes sean enviados desde el Juzgado de Garantía.

En ese contexto, ayer se dio a conocer la acusación que presentó el Ministerio Público en contra del imputado, donde se indicó que los hechos ocurrieron a la 1.30 horas del 13 de enero de este año, cuando Sandoval Osorio, estando en pleno conocimiento de que no podía acercarse a su madre, llegó hasta el domicilio de San Juan de la Posesión 01564. La prohibición había sido decretada en sentencia del año 2016, específicamente del mes de septiembre, donde fue condenado a la pena accesoria de la prohibición de acercarse a la mujer, que ya había agredido, y a su vivienda.

Aún así, el imputado concurrió al domicilio de su madre, ingresando a la fuerza, para luego comenzar a golpearla mientras se encontraba acostada, para luego sacarle la ropa y violarla, pese a su oposición y temor, amenazando con incendiarle la casa.

La mujer logró salir del inmueble y pidió ayuda a una vecina, quien la cuidaba, considerando que presenta una discapacidad para expresarse, contándole que su hijo la había agredido y que estaba quemando la casa.

Cuando la vecina salió a ver lo que ocurría, se percató que de la casa salía humo abundante y apareció rápidamente el fuego, dando aviso a Bomberos y a Carabineros, encontrándose con el hijo de la afectada (el imputado) en el exterior del inmueble, dejando a la mujer refugiada en su vivienda, ya que estaba muy asustada por lo que le había tocado vivir.

Al incendio acudieron cuatro unidades de Bomberos, correspondiente a la Tercera, Cuarta, Séptima y Octava compañías, las que procedieron a trabajar en la extinción de las llamas que a esa hora envolvían la totalidad de la vivienda, amenazando con propagarse a las viviendas colindantes, ocasionando daños menores en la casa signada con el número 01574, mientras que la vivienda siniestrada resultó dañada en su totalidad.

Detención

Luego de unos minutos de cometido el hecho esa madrugada del 13 de enero de este año, llegó personal de Carabineros para entrevistarse con la mujer, quien relató, dentro de sus posibilidades, lo que había ocurrido, sindicando a su hijo como el autor del siniestro que destruyó el inmueble, siendo trasladada al centro asistencial para constatar lesiones.

Por su parte, personal policial procedió a la detención del imputado, el que una vez que fue trasladado por el personal policial señaló de manera textual: “Que tanta güea, si ya quemé la casa” (sic), lo que habría repetido en varias oportunidades ante personal de Carabineros.

Cabe señalar que en primera instancia el imputado se le investigó por los delitos de incendio, desacato y lesiones, ya que la denuncia de la agresión sexual contra su madre, la realizó la mujer posteriormente y que se incorporó luego que el propio imputado en una declaración a la PDI estando en prisión preventiva confesó haber cometido.

Con estos antecedentes la Fiscalía está solicitando diversas penas por los delitos investigados, entre ellos un delito de desacato donde pide 4 años de presidio, por las lesiones menos graves en contexto de violencia intrafamiliar se piden 540 días de presidio, por el delito de incendio una pena de 15 años y un día de presidio y por la violación se piden 10 años y un día de cárcel en calidad de autor, con la agravante del parentesco, tal como lo indicó el fiscal jefe de Punta Arenas, Fernando Dobson: “Se trata de delitos de bastante gravedad, en la cual resulta ser víctima la madre del imputado, por tanto se le acusó por haber incendiado el inmueble de su madre, haber violado a su progenitora y asimismo haber incumplido una resolución judicial en cuanto tenía prohibición de acercarse a ella y a su domicilio, por lo tanto estas imputaciones de gravedad, ser reincidente, son elementos que agravan el hecho. Se intentó incorporar que el imputado registra diversas condenas de haber atentado contra su madre y que presenta una situación compleja de salud por lo que se invoca además la agravante de la reiteración”.

El imputado mantiene alrededor de diez condenas en sus antecedentes, tres de las cuales habían sido por el delito de lesiones en contexto de violencia intrafamiliar contra su madre.



PUBLICIDAD

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios


PUBLICIDAD
Más noticias
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD