Indicadores económicos: UF: UTM: USD: ARS: EU: Santoral: Precio de las bencinas
Christian Matheson Villán, nuevo intendente de Magallanes

“Siempre hay que tratar de ir con Dios a tu lado para tomar las mejores decisiones”

cronica
11/03/2018 a las 14:00

Nacido y criado en Punta Arenas, este arquitecto educado en el Colegio Británico y en el Liceo Salesiano San José, hunde sus raíces magallánicas con la llegada de inmigrantes anglosajones y españoles a comienzos del siglo pasado.

Desde las 12.15 horas de hoy, Christian Matheson Villán dejará de ser un ciudadano más de la Región de Magallanes. Desde esa hora pasará a ser la máxima autoridad de la zona más austral del país, relevando en el cargo al doctor Jorge Flies Añón, quien tuvo a cargo las llaves de la Intendencia Regional en los últimos cuatro años.

El desafío es un nuevo reto en su exitosa carrera, un reto que, en lo íntimo, esperaba asumir luego que su anterior experiencia como seremi de Vivienda y Urbanismo durante la administración anterior de Sebastián Piñera, le resultara particularmente atractiva. Como resumió su esposa, la empresaria inmobiliaria María Alejandra Mujica: “Lo veía feliz, lo hacía bien y le gustaba. Por supuesto que lo apoyé”, dijo la mujer que ha sido su compañera de vida por más de 40 años, (“nueve de pololeo y 31 de matrimonio”, precisa él).

En la intimidad de su hogar, descubrimos sin embargo, a una persona mucho más sensible de lo esperado. Cuando le preguntamos por la muerte de uno de sus grandes amigos y compañeros de generación en el Liceo Salesiano San José, el empresario turístico Jorge Norambuena, dice que “con él teníamos comunicación desde 1970 hasta ahora... Entonces afecta y mucho”, señaló visiblemente emocionado. “La noticia le llegó casi junto con la llamada del Presidente para asumir como intendente. Entonces, fue algo muy fuerte para él”, manifiesta su esposa.

Pero no carece de sentido del humor. “Un humor medio fome, pero es el nivel de humor de la familia”, argumenta su hijo Tomás. “Humor gringo”, se defiende él.

Si es fome, no lo sabemos, pero nos consta que es agudo. Cuando le preguntamos por el hecho que el intendente es “material” recurrente de caricaturas en el Suplemento Análisis de Diario El Pingüino, contesta: “Me gustó mucho la caricatura que hicieron de la directora del Servicio de Salud (Pamela Franzi) ‘apernada’ a su escritorio”, dispara inmutable.

Magallánico de tomo y lomo, Christian Matheson Villán hunde sus raíces en la inmigración masiva de comienzos del siglo pasado que dio a Punta Arenas uno de sus momentos más importantes como única puerta de entrada al Pacífico. “Soy nacido y criado en Magallanes.

Mis abuelos llegaron a principios del 1900. Mi abuelo paterno llegó de Nueva Zelanda atravesando el Cabo de Hornos a los 15 años de edad. Mi abuela paterna llegó de Inglaterra. Mis abuelos paternos, de España. Mi padre nació en Puerto Porvenir y mi madre en Punta Arenas”, resume sobre sus orígenes.

Estudió básica en el Colegio Británico y la secundaria en el emblemático Liceo San José, por lo que se define como salesiano. Luego, vinieron sus estudios de Ingeniería primero, y luego, su verdadera vocación, Arquitectura en la Pontificia Universidad Católica.

- ¿Qué opina de las denuncias que han afectado a esta orden salesiana?

“Como en todas las instituciones hay ovejas blancas y negras. Pero no por eso hay que perder la fe. La iglesia somos todos. Hay que aislar las ovejas negras y continuar caminando con las ovejas blancas”.

Junto a su esposa, han formado una familia con cuatro hijos: Tomás es el mayor, abogado y trabaja en Santiago en el Sernameg; Isidora estudia Estética Integral; Gerónimo, estudia Derecho en la Universidad de Los Andes, “y es formador de movimientos religiosos y políticos”, agrega su padre con una mezcla de emociones. Él nos explica que desarrolla trabajos de voluntariado en Angol, Bulnes y Monte Águila, regiones de La Araucanía y Biobío. La menor, Jacinta, es chef y está preparándose para viajar a Francia a un curso de perfeccionamiento. “Es en un pueblito cerca de los montes Pirineos. A mí, lo que más me gusta, es la pastelería”, dice.

El llamado

Matheson recuerda que recibió el llamado del Presidente electo, el 23 de febrero en la tarde. Se había “arrancado” por dos días de sus vacaciones familiares en La Araucanía, donde tienen una casa junto al Lago Villarrica.

“En esta ocasión, le dije al tiro que sí. En 2012, por motivos personales no accedí a ese cargo, pero ahora era un tema que teníamos conversado con la familia y lo acordamos”, señala.

- ¿Cómo se plantea eso a la familia?

“Yo les planteé que estaban solicitando mi currículum para postular al cargo y cada uno dio sus razones. Con los días se fueron decidiendo todos por un sí, así es que ya no había nada que dudar. Entonces cuando uno tiene el apoyo de la familia no hay que dudar”.

- ¿Y usted qué piensa?, Sus hijos están levantando alas, pero usted queda acá, le preguntamos a su esposa.

“Yo soy feliz con lo que quiera hacer. Cuando fue seremi, estaba feliz; le gusta el servicio público, lo hace con ganas y lo hace bien”.

Su hijo Tomás, agrega: “Ya se lo habían ofrecido en una oportunidad y siempre aparecían temas en la prensa. Es algo que a él le gusta. Como seremi se sentía bien y hay que apoyarlo”.

- Es un cambio de vida muy fuerte...

“La preocupación es constante -contesta Matheson-, uno tiene que estar atento las 24 horas, los siete días de la semana y siempre pensando la prosperidad de la región y el país. Ojalá la población completa pueda vivir y avanzar tanto como persona como familia y prosperar en la parte económica, educacional. Todo eso son cosas que a uno lo inspiran y lo empujan a realizar esta labor. La preocupación y la ocupación es permanente... Ya no vamos a poder estar tanto tiempo juntos, sobre todo con mi esposa que somos los que estamos todo el año juntos, porque los niños están estudiando en Santiago y ahora, una en Francia.. Hay mucho sacrificio, pero las satisfacciones pueden ser grandes”.

- ¿Cómo ve usted este desafío?, le preguntamos a María Angélica Mujica.

“Yo estoy dispuesta a acompañarlo en todo lo que sea necesario y obviamente con la ayuda de Dios, pues somos católicos. Hay que pedirle a Él que nos ayude en los momentos difíciles y las turbulencias que, evidentemente, van a venir”.

- Un político puede soñar y deliberar, pero el Ejecutivo debe tomar medidas instantáneas que incluso, lo pueden llevar a tribunales.

“Uno siempre tiene que pedir la ayuda de Dios. Siempre hay que tratar de llevar a Dios al lado de uno para que Él te ayude a tomar las medidas correctas”.


PUBLICIDAD

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios


PUBLICIDAD
Más noticias
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD