Juan Daniel Canicura Caicheo, de 47 años

Buzo mariscador pasará 10 años en la cárcel por abusar de nietos de su expareja

policial
07/09/2018 a las 09:30

El abuelastro fue llevado a juicio por delitos de violación reiterada en contra de un niño de 6 años y abuso sexual en contra de otras dos niñas.

Abrazándose y agradeciendo a la justicia se retiró ayer la familia de los menores víctimas de delitos sexuales por parte de su exabuelastro.

Los jueces del Tribunal Oral en lo Penal de Punta Arenas, Julio Álvarez Toro, Guillermo Cádiz Vatcky, y José Octavio Flores Vásquez, y tras siete días de juicio oral, ayer entregaron su sentencia de diez años y un día de presidio en contra de Juan Daniel Canicura Caicheo, de 47 años.

El buzo mariscador deberá purgar tras las rejas la pena impuesta, esto luego de ser llevado a juicio por los hechos que se habrían originado entre los años 2007 a 2013, en circunstancias que el imputado mantenía una relación de convivencia con la abuela de las víctimas, donde procedió a abusar sexualmente de ellos, aprovechándose de que estos acudían al domicilio a visitar a su abuela.

Fue así que abusó de la menor de seis años de edad, esto es, cerca del año 2012, abusos consistentes en tocaciones en cuerpo y piernas, como así también besarla en la boca, introduciéndole su lengua.

De igual forma abusó de otra menor de 8 años, a quien el ahora condenado también le daba besos en la boca, introduciéndole su lengua, señalándole que jugaran a ser pololos, como también en fecha no precisadas en época no posterior al año 2012, le efectuó tocaciones en cuerpo, exhibiéndole sus genitales en una oportunidad.

Asimismo, respecto a la menor de 6 años, en el transcurso del año 2012, encontrándose al interior del domicilio de Canicura Ciacheo, este último se aprovechó de una instancia de juego con la menor, arrojándola sobre la cama de la abuela para situarse sobre la menor, levantarle la polera y lamiéndole la zona abdominal.

En relación al menor de 6 años, en periodo comprendido entre años 2007 a 2008, en épocas indeterminadas al interior del domicilio del imputado, éste lo llevó hasta su habitación, lugar en que lo acostaba en la cama, determinándolo a que le toque sus genitales.

“Se trata de una sanción bastante dura que impone el tribunal, con las penas accesorias que contempla las normas que regulan los delitos sexuales. Es culpable de un delito de violación reiterado en contra de un menor desde que tenía 6 años de edad, además de abuso sexual en contra de otras dos niñas que son primas del primer menor, que el tribunal consideró en carácter reiterado.

Estos hechos se denunciaron el 2014, pero ocurrieron varios años atrás, entonces consideramos que es relevante esta sentencia, donde la familia esperaba una sanción así. Las víctimas relataron los hechos en juicio y las menores, esos testimonios y prueba sicológica fueron elementos relevantes y los dichos del propio acusado que negó los hechos”, enfatizó el fiscal jefe de Punta Arenas, Fernando Dobson.


PUBLICIDAD

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios


PUBLICIDAD
Más noticias
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD