Giselle Andrade, de 17 años

Niña magallánica falleció por causas naturales en Santiago

cronica
08/09/2018 a las 11:40

Ayer, pasadas las 20 horas, Lilian Anabalón informó el trágico deceso de su hija, quien dejó de existir en el Hospital Luis Calvo Mackenna, de Santiago.

Hace más de tres años, a Giselle Andrade, una joven puntarenense de tan solo 17 años de edad, le diagnosticaron aplasia medular severa. Desde ese momento, sus padres vendieron todas sus pertenencias para costear el tratamiento de su hija, quien rápidamente fue internada en el Hospital de niños Luis Calvo Mackenna, ubicado en la ciudad de Santiago.

Tras lograr su trasplante de médula, Giselle, estuvo estable por varios meses, sin embargo al hacerle algunos exámenes, los doctores se percataron que tenía un virus, que según su madre, en ese momento “le estaba comiendo la médula trasplantada”.

Fueron varios años en los que esta joven pasó por fuertes recaídas, junto a su madre Lilian Anabalón quien nunca se despegó de su hija, siempre teniendo la convicción de que podía salir adelante.

Según cuenta su madre, Giselle ya estaba cansada de todas las transfusiones de sangre y operaciones que le hacían a la adolescente, pues su estado de salud desde hace un tiempo era bastante delicado.

Ayer, Diario El Pingüino se comunicó con Lilian Anabalón, madre de Giselle, quien informó la triste noticia: “Mi hija lamentablemente falleció hace una hora (20.30 horas) porque se paró su corazón, en el Hospital Luis Calvo Mackenna aquí en Santiago. Estaba muy cansada, luchó hasta el final. El martes le sacaron el tubo de la traqueotomía que le hicieron hace algunos meses y estaba muy contenta, estaba feliz riendo con nosotros y con los médicos, decía que se iba a poner de pie para seguir luchando y salir caminando del hospital”.

Según cuenta su madre, a pesar de estar internada en el Hospital Luis Calvo Mackenna, Giselle siempre continuó con sus estudios. “Había terminado el tercero medio y estaba cursando el cuarto aquí (en el hospital). Tenía muy buenas notas, porque era una niña muy inteligente y aprendía muy rápido, era una niña muy especial”.

Asimismo, su madre comentó que “ahora se que está descansando, pero el dolor que tengo es muy grande e inmenso, pero se que está en un lugar mejor”, dijo Anabalón.

Por el momento, los planes de esta familia magallánica es quedarse por un tiempo en Santiago, mientras preparan todos los documentos para cremar a su hija, pues según explicó su madre, “ese siempre fue el deseo de mi hija, decía que era muy limpia para estar debajo de la tierra, y en la tierra no habían ventanas, quería que la cremáramos y que la lleváramos con nosotros a todos lados. Los costos de la cremación son muy caros, pero haremos hasta lo imposible para cumplir el deseo de nuestra hija”.

Los magallánicos que quieran colaborar con esta atribulada familia, pueden hacerlo a nombre de Lilian Anabalón, Cuenta RUT de Banco Estado, número 11.128.818-6, y su número de celular es +56 9 83867190.

Jesús Nieves


PUBLICIDAD

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios


PUBLICIDAD
Más noticias
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD