Trabajadores y altos ejecutivos hacen duros cuestionamientos a la anterior administración

ENAP enfrenta los pecados de la gestión Tokman transversalmente criticada

cronica
06/01/2019 a las 13:00

El presidente de la Fenatrapech, Nolberto “Cachorro” Díaz, declaró que como sindicatos “no estamos dispuestos a ser parte de una operación para despedir a trabajadores de la empresa”. En tanto, el propio gerente General de la estatal, Andrés Roccatagliata, anunció esta semana que el controvertido plan de ajuste apuntará en especial, a los altos ejecutivos de la compañía.

La tensión que se vive al interior de la principal empresa de Magallanes, se está haciendo cada vez más insoportable.

El anuncio de un plan de ajuste que afectaría a 450 personas al interior de la compañía, luego de los negativos resultados alcanzados al tercer trimestre del año pasado por la estatal, ha deteriorado profundamente el estado de las relaciones entre los diferentes estamentos de la compañía en todos sus niveles.

La situación es de tal gravedad que incluso comentaristas como Tomás Mosciatti advirtieron esta semana: “La ENAP alcanza una deuda de cinco veces su patrimonio y está totalmente quebrada. Lo más increíble es que en esta empresa los trabajadores logran bonos por metas absolutamente deficitarias”, expresó en su espacio habitual.

La semana pasada, la compañía anunció que el cuestionado plan se realizaría “en conjunto con las dirigencias sindicales de la empresa” y llamó a las dirigencias a entablar el diálogo para encontrar en conjunto las áreas que deben ser sometidas a tal ajuste. Más aún, indicó que gran parte de este ajuste se realizaría en el estamento de los ejecutivos.

La respuesta de las dirigencias sindicales ha sido rotunda y negativa, como lo indicaron los presidentes de los sindicatos de Trabajadores y Profesionales de ENAP Magallanes, Alejandro Avendaño, y Guido Kusanovic, quienes reiteradamente han insistido que no están dispuestos a ser parte de una operación que apunte al despido de trabajadores de la compañía.

Sin embargo, quisimos saber si esta opinión era unánime entre las dirigencias sindicales de la compañía a nivel nacional, especialmente, luego del llamado al diálogo y la cooperación en la implementación de esta medida efectuado por la estatal, la semana pasada.

Para ello, conversamos con el presidente de la Fenatrapech, Nolberto “Cachorro” Díaz y su respuesta fue igualmente tajante.

NO ROTUNDO

“Quiero que esto quede muy claro. Estamos totalmente en contra de ser parte de cualquier operación que apunte al despido de trabajadores de ENAP. Es inaceptable para nosotros que sean ellos quienes deban pagar los resultados de la gestión mentirosa, ineficiente e, incluso, mafiosa llevada a cabo por Marcelo Tokman y Máximo Pacheco durante la anterior administración”.

Díaz explicó que desde hace un año, la Fenatrapech ha formulado una serie de denuncias de graves irregularidades al interior de esta compañía, no sólo ante la gerencia de la estatal, sino también ante la Contraloría General de la República y la propia Fiscalía. “Hemos recurrido a todas las instancias necesarias para denunciar las graves irregularidades que hemos detectado en la gestión de esta empresa, especialmente durante la anterior administración de Marcelo Tokman”.

Díaz indicó que tales irregularidades se expresan en graves hechos ocurridos tanto a nivel de la gerencia general de la empresa, como fue el traslado de las oficinas centrales de la compañía y sobre todo el desmesurado crecimiento de la plana ejecutiva de la estatal, “hecho que se ha expresado en la contratación de ejecutivos sin las calificaciones necesarias y, además, en funciones que no son ningún aporte para la compañía, sino más bien todo lo contrario que atentan contra el éxito de la empresa”.

Díaz sumó así sus palabras a hechos que también han sido cuestionados por las propias dirigencias sindicales de ENAP Magallanes tanto del sindicato de Trabajadores como de Profesionales.

FRACASO PIAM

“En el caso de Magallanes, lo que hemos denunciado es el fracaso que ha significado la implementación del Proyecto Incremental Área Magallanes que ha representado millonarias inversiones en Argentina y, sin embargo, no ha tenido resultado positivo alguno”, indicó el dirigente.

Otro aspecto igualmente, agregó, fue la cancelación del contrato de helicópteros que era servido por la empresa DAP, proceso que tanto él, como los dirigentes sindicales de ENAP Magallanes acusan, se llevó a cabo de modo abiertamente irregular.

VARAS

Los cuestionamientos al PIAM y al incremento de la plana ejecutiva de ENAP son compartidos también por el representante de los trabajadores en el Directorio de la estatal, Marcos Varas. “Si vemos las sumas invertidas y los resultados alcanzados, es obvio que ese proyecto jamás debió haberse realizado”, indicó Varas quien también comparte la visión que la plana ejecutiva de la estatal resulta excesiva.

Sin embargo, aunque Varas se opone a cualquier reducción de trabajadores, lamenta que “por normas de la Superintendencia de Valores, por ser yo un dirigente sindical no puedo votar en contra de este plan de reducción de personal por ser parte interesada”.

NUEVA GERENCIA

La actual gerencia de la empresa desnudó esta semana a El Mercurio muchas de las falencias estructurales que aquejan a la estatal y donde una de las críticas más graves ha sido precisamente su inadecuada política de personal.

Y es que si bien en 2010, se llevó a cabo una extensa reducción de personal que implicó el despido de 483 funcionarios, cinco años más tarde, esta cifra se había recuperado con la contratación de más de 500 nuevos empleados, en su gran mayoría, en puestos ejecutivos.

En un informe dado a conocer esta semana, el gerente General de ENAP Magallanes, Andrés Roccatagliata, indicaba que uno de los focos será la reducción de la plana ejecutiva de la compañía. El gerente informaba que había 237 personas que figuran en el rol ejecutivo de la estatal, pero sólo 50 de ellos están ubicados en puestos de primera línea o le reportan al gerente general.

Roccatagliata explicó que a su llegada a ENAP, a comienzos de agosto, encontraron una estructura extremadamente vertical, con hasta 10 niveles entre las capas de dirección y ejecución y con falta de mecanismos de accountability, es decir, de rendición de cuentas de su gestión. Se trata de una realidad que calificó como “incompatible con una organización moderna”, declaró.

En algunas áreas, agregó: “tenemos duplicidad de cargos y estructuras poco eficientes. En este marco el desafío es dotar de racionalidad y eficiencia a la estructura de ENAP. Se rata de asegurar su supervivencia y construir un mejor futuro a partir de eso”, dice Roccatagliata quien agrega que el plan apunta a agilizar la toma de decisiones por la vía de aplanar esta estructura.

DIÁLOGO

La empresa insiste en que este plan de ajuste se realizará en diálogo con las dirigencias sindicales. “El plan de ajuste es parte de las iniciativas para optimizar las operaciones y mejorar nuestra rentabilidad, y ese trabajo se realiza en conjunto con las dirigencias sindicales. Debemos detectar y aplicar todos los ahorros y aumentos de productividad que nos permitan que los ajustes sean menores. Se trata de un plan cuyos detalles e implementación están en estudio, teniendo siempre como objetivo el mejor resultado para ENAP. Estamos conscientes de que las medidas pueden ser dolorosas, pero creemos que tenemos la obligación de poner el futuro de la empresa por delante, haciendo lo necesario para ser más productivos, aportar al país y cumplir con nuestras obligaciones con la región y con todos los chilenos”.

Pero este diálogo está cortado, toda vez que las mismas dirigencias sindicales han expresado su total rechazo a esta decisión.

El único espacio de diálogo, que se avizora, sin embargo, es la posibilidad de recortar cargos ejecutivos como ha expresado el nuevo gerente, aunque todavía está por verse si las organizaciones sindicales se allanaran a ser parte de este nuevo diseño.

Como dijo en una declaración pública el presidente del Sindicato de Profesionales de ENAP Magallanes, “la salida para la empresa es confiar en el desarrollo del capital humano y ese camino nos está siguiendo”, expresó.

PLANES

Con todo, la estatal aún posee ambiciosos planes en marcha

“Ya sabemos el enorme potencial que tiene el bloque Arenal, el cual le da el sustento a nuestra empresa actualmente en cuanto al abastecimiento de gas para Magallanes. Ese bloque seguirá su desarrollo, de la mano con una mayor eficiencia en las operaciones; y se complementará con la recuperación de los Bloques Caupolicán y Brótula, los cuales permiten proyectar el negocio hacia el sureste de Tierra del Fuego. Y en continente, el Bloque Dorado-Riquelme continúa fuerte. Ya estamos probando la producción de los pozos Cahuil y el próximo año perforaremos el pozo Tiuque, hacia el este de los pozos Cahuil, el cual busca confirmar la hipótesis de mayores reservas en zona continental”, expresó.

Junto a esto, también se desarrolla el proyecto del parque eólico el cual representará una inversión de 22 millones de dólares.

PERO

Lamentablemente, estos planes dependen de un clima de diálogo que no está a la vista y mientras se realizan los esfuerzos por restablecer estas confianzas, el precio internacional de los combustibles no deja de bajar en el resto del mundo, lo que hace aún más perentoria la necesidad de implementar medidas drásticas para estimular la competitividad de la compañía que es hoy, la principal empresa de Magallanes.


PUBLICIDAD

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios


PUBLICIDAD
Más noticias
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD