Ayer se realizó la audiencia de revisión de prisión preventiva en Porvenir

Informe de lesiones de víctima de presunto ataque homofóbico sacó a uno de los agresores de la cárcel

policial
15/03/2019 a las 18:00

La Fiscalía apeló la resolución del juez de Garantía de la capital de Tierra del Fuego, para que la Corte de Apelaciones de Punta Arenas entregue su decisión.

Ayer, en una audiencia de revisión de la prisión preventiva de dos imputados por graves lesiones que sufrieron dos hombres en Año Nuevo, el tribunal accedió a modificar la privación de libertad de uno de ellos.

El abogado defensor, Juan Carlos Rebolledo, explicó que la cautelar se modificó luego de conocerse el informe del Servicio Médico Legal. “En cumplimiento de los estándares de defensa de la Defensoría Penal Pública, pedimos la revisión de la cautelar de los imputados, en el entendido que para nosotros había modificación de los antecedentes que se tuvieron en vista al momento de fijar la prisión preventiva. Ahora se cuenta con el informe del Servicio Médico Legal de Punta Arenas, que califica las lesiones como un delito de lesiones graves simples y no como se indicó por la Fiscalía, de un homicidio calificado en grado de frustrado. En atención a los antecedentes de los dos imputados, el juez modificó la cautelar de Nelson Aguilar, mientras que a Juan Pablo Vilches se le mantuvo por mantener un proceso de cumplimiento de una libertad condicional que infringió al cometer este nuevo delito, si no de igual forma se le hubiese modificado. Otro de los elementos que consideró el magistrado aparte del informe del Servicio Médico Legal, fue una nueva declaración que entregó la víctima que sufrió las lesiones más graves, la cual es distinta a la que da cuenta la Fiscalía. El dice que lo sientan en una tina sin agua y luego le vierten agua por la espalda, resultando quemado en la parte media de la espalda hacia abajo y en el codo derecho. Incluso se modificó la entidad de la quemadura de un 30%, que se mencionaba al comienzo, a un 15% por el Servicio Médico Legal”.

El juez de Garantía de Porvenir, Franco Reyes Pozo, dejó al imputado Nelson Aguilar Gómez con arresto domiciliario y arraigo regional, sin embargo, luego que la Fiscalía apeló verbalmente, deberá permanecer privado de libertad hasta que la Corte de Apelaciones resuelva la solicitud del Ministerio Público.

Querellante

En este sentido, el socio fundador de Defensa Víctimas, el ex fiscal nacional y querellante en esta causa, Sabas Chahuán, señaló desde Santiago, vía telefónica, que tienen cinco días para apelar esta decisión. “Como parte querellante que estamos prestando asesoría a las víctimas, pensamos que lo adecuado era mantener la prisión preventiva de ambos imputados, por lo tanto presentaremos un recurso de apelación ante la Corte de Punta Arenas, para que enmiende con arreglo de derecho y mantenga la medida privativa de libertad. Lo que ha sostenido la Fiscalía y nosotros, es que se trata de un homicidio frustrado y respecto de la otra víctima, lesiones graves. Uno de ellos que tiene antecedentes y por ello se mantiene en prisión, pero el otro que no tiene, pensamos que concurre la agravante especial por la ley Zamudio, al cometer el delito por la orientación sexual, raza o religión”.

Chahuán agregó que ambas víctimas permanecen con problemas de salud, pero lo que más le preocupa son las amenazas de muerte de los agresores, en una ciudad más pequeña como Porvenir, donde los pueden encontrar más fácilmente.

Cabe recordar que los imputados Juan Pablo Vilches Valdivia, de 36 años, y Nelson Javier Alexander Aguilar Gómez, de 18, fueron formalizados el 22 de enero de este año por los hechos que se registraron el 1 de enero del 2019, cuando celebraron el Año Nuevo junto a las víctimas José David Muñoz Vargas y Sergio Segundo Barría Calbuyahue y otras dos personas más en el domicilio de la víctima Muñoz Vargas, en calle Mardones a la altura del 0300 de Porvenir, ingiriendo bebidas alcohólicas.

Una vez terminada la celebración y pasadas las horas, durante la tarde de ese 1 de enero, en un acto sin justificación - señalan los antecedentes - que con claras intenciones de darle muerte a José Muñoz Vargas, los imputados motivados por la orientación sexual de la víctima, esto luego que Vilches Valdivia indicó que la casa estaba hedionda por haber mantenido relaciones sexuales ambas víctimas y había que bañarlos, por lo cual fue a buscar una olla con agua hirviendo a la cocina para llenar la tina, y luego ambos imputados desvistieron a la víctima Muñoz Vargas, quien al encontrarse en estado de ebriedad no podía defenderse, tomándolo de manos y pies, sentándolo en el agua hirviendo, a pesar de los gritos de dolor. Luego de este acto lo sacaron y lo dejaron envuelto en una frazada sobre un sillón.

Posteriormente, los imputados tomaron ahora a la segunda víctima, Sergio Barría Calbuyahue, a quien no pudieron sacarle la ropa, lo sumergieron en la tina, y Vilches retornó a la cocina y tomó otra olla con agua hirviendo que le arrojó al cuerpo del afectado provocándole quemaduras en las piernas.

Los imputados son investigados por el delito de homicidio calificado frustrado con ensañamiento en contra de Muñoz Vargas, mientras que en relación a la víctima Barría Calbuyahue, se les formalizó por el delito de lesiones menos graves, invocando la Ley Zamudio, esto por atentar contra las víctimas por su condición sexual.


PUBLICIDAD

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios


PUBLICIDAD
Más noticias
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD