Indicadores económicos: UF: UTM: USD: ARS: EU: Santoral: Precio de las bencinas
Ayer en el Juzgado de Garantía de Punta Arenas

Dueños de local nocturno fueron condenados por trata de personas para ejercer prostitución

policial
18/04/2017 a las 16:30

Los imputados, que se encuentran en prisión preventiva por esta misma causa, son requeridos por la Justicia argentina. Sin embargo, con este veredicto condenatorio podrían evitar ser extraditados al país transandino.

Ayer, en un procedimiento abreviado en el Juzgado de Garantía de Punta Arenas, los dueños de un local nocturno fueron condenados por el delito de trata de personas, luego que admitieron los hechos por los que fueron investigados por la Fiscalía.

Hace algunos meses la pareja compuesta por Jorge Latorre Barrientos y Gladys Benítez, propietarios del local nocturno “Tentación”, fueron detenidos en Punta Arenas, mientras la Corte Suprema evaluaba la extradición a Buenos Aires para ser procesados por un caso de trata de personas, que habría sido denunciado en la ciudad trasandina de Mendoza por algunas mujeres que habrían sido traídas bajo engaño para ejercer la prostitución en la Región de Magallanes.

El 7 de diciembre de 2016, el matrimonio compuesto por un ciudadano chileno y una mujer argentina fue capturado por funcionarios de la Policía Internacional de la PDI (Interpol), luego de que existiera en su contra una orden internacional de captura, emitida en Chile por la Corte Suprema, a propósito de una solicitud emanada de la Cancillería argentina.

En ese contexto el Ministerio Público inició una investigación de oficio, tal como lo explicó el fiscal jefe de Punta Arenas, Fernando Dobson: “La Fiscalía propuso en esta causa seguida por el delito de trata de personas arribar a un procedimiento abreviado donde los imputados aceptaron los cargos que la Fiscalía los acusaba por dos delitos de trata de personas y favorecimiento de prostitución en territorio nacional de ciudadanos extranjeros, se solicitó una pena de cinco años y ahora debemos esperar que el tribunal se pronuncie en su sentencia”.

Tras el veredicto condenatorio impuesto por el juez Pablo Miño, el abogado defensor de los imputados, Francisco Cárdenas, solicitó que la pena se cumpla en libertad. “En forma previa ya se había planteado a la Fiscalía la posibilidad de un procedimiento abreviado, porque la posibilidad de ir a juicio es una situación muy extensa, muy complejo y mis representados están dispuestos a asumir unas consecuencias sobre la base que permite este sistema, la que dice que pueden ser condenados a una pena máxima de cinco años, sobre la base que solicitamos una libertad vigilada asistida”.

Cárdenas agregó que el próximo mes de mayo deberá determinarse lo que sucede con sus representados con la causa que se lleva en Argentina. “Hay una audiencia que está fijada para el mes de mayo, donde previo a esa audiencia nosotros tenemos que tener estos antecedentes de manera que debemos exponer, de los cuales están siendo juzgados en Argentina ya lo fueron acá en Chile”,

El abogado defensor de la pareja agregó que con esta condena en Chile, no deberían ser extraditados a Argentina.

Hechos

La sentencia por esta investigación se realizará el próximo viernes a las 12 horas, donde el matrimonio compuesto por Gloria Roxana Benítez, de 48 años, de nacionalidad argentina pero radicada en Punta Arenas y su marido Jorge Latorre Barrientos, de 53 años, fueron condenados por los hechos que se originaron desde que los imputados desde el año 2008 mantenían una sociedad donde funcionaba el cabaret “Tentación”, ubicado en Avenida Colón N° 204 de Punta Arenas, administrado por la imputada. Fue así que el año 2014 ambos se contactaron con terceros captadores de jóvenes en la ciudad de Mendoza, todos ciudadanos argentinos, quienes bajo engaño lograron persuadir a dos ciudadanas argentinas para viajar a Punta Arenas para trabajar como garzonas. Aprovechándose de que las víctimas de 18 y 21 años de edad, estaban en una situación de vulnerabilidad, sin dinero y una de ella madre de dos hijos, se les ocultó que trabajarían en el comercio sexual, pasajes costeados por el imputado, lo que se vio frustrado cuando las jóvenes iban a abordar el vuelo en Argentina, siendo detenidos por la autoridad argentina los captadores y obteniendo el castigo penal por el delito de trata de personas.

El segundo hecho por el que fueron acusados el matrimonio, señala que en el mes de octubre de 2014 los imputados financiaron el traslado de otra joven argentina que llegó a Punta Arenas vía aérea, siendo hospedada en el inmueble de los mismo imputados, donde debió servir como garzona y cumplir funciones de servicio sexual en el mismo local a los clientes, supervisado por las imputadas a través de cámaras de vigilancia que contabilizaba la cantidad de personas que ingresaban a su habitación y controlar el porcentaje de dinero obtenido.

Durante la investigación se indicó, además, que durante los años 2014 y 2015 se constató que en el local comercial “Tentación”, ambos imputados facilitaron el ingreso al país de 26 ciudadanas extranjeras de nacionalidades argentinas, venezolanas, paraguayas, brasileñas, dominicanas y ecuatorianas para ejercer la prostitución.

Con estos antecedentes se les condenó a los imputados por los delitos de trata de personas con fines de explotación sexual y favorecimiento de ejercer prostitución en Chile, donde la Fiscalía solicita una pena de cinco años de presidio.


PUBLICIDAD

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios apelando al respeto entre unos y otros desligandose por completo por el contenido de cualquier comentario emitido.

Comentarios


PUBLICIDAD
Más noticias
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD