El colectivero mantenía una denuncia por violencia intrafamiliar

Por aplicación de transporte sujeto disparó erróneamente a casa de pareja de su exmujer

policial
10/10/2018 a las 08:10

La SIP de Carabineros cercó al sujeto, que luego de verse atrapado se entregó de manera voluntaria en dependencias de la Primera Comisaría de Carabineros.

Los celos motivaron a un sujeto mayor de edad a efectuar disparos contra la casa de su exmujer y madre de sus hijos, para luego dirigirse hasta calle Chorrillos, donde supuestamente habitaba la actual pareja de la mujer, efectuando más disparos contra este inmueble.

Esto fue lo que ocurrió durante la mañana del lunes en Punta Arenas y que afectó a dos domicilios, uno de calle Miraflores, en el Barrio Sur y el segundo en calle Chorrillos, en el Barrio 18 de Septiembre de Punta Arenas.

Según informó el comisario de Carabineros, el mayor Hugo Jaque, “el sujeto actuó bajo los celos, y al no poderse acercar a su mujer, por una orden del Tribunal, por un delito de violencia intrafamiliar, se salió de control y la emprendió contra el inmueble”.

El oficial policial indicó que el trabajo de la SIP se inició inmediatamente recibida la denuncia, lo que permitió poder dilucidar quién sería el autor de los disparos que se efectuaron en ambos inmuebles y la vinculación entre ambos casos, dando rápidamente con el paradero del vehículo en que se movilizaba el sujeto, el cual era un taxi colectivo.

“La mujer manifestó que tenía una ex pareja, que podría haber sido, porque había presentado una denuncia de violencia intrafamiliar en contra de él y podría ser por celos. Ante esto personal de la SIP comenzó a buscar a este sujeto, logrando encontrar el inmueble del individuo, donde se encontraba un vehículo, el cual trabaja este sujeto, que era un taxi colectivo donde se revisó el móvil encontrando una vainilla que era igual a las que se encontraron en el sitio del suceso, por lo que continuaron buscando al imputado, quien se presentó voluntariamente a las 22 horas en el cuartel, señalando que él era el autor de los disparos de este inmueble”, manifestó el mayor Jaque.

Al sentirse cercado el sujeto se entregó personalmente en la Primera Comisaría, manifestando que él había sido el autor de los disparos, lo que había ya sido corroborado con la declaración de personas, que lo sindicaban como el presunto autor del hecho.

En lo que respecta a por qué se dirigió al segundo inmueble, Jaque manifestó a nuestro medio que el sujeto habría intervenido alguna cuenta, que le permitió saber el trayecto que efectuó su ex mujer en una línea de transporte, y al llegar al lugar comenzó a disparar pensando que era la casa de una actual pareja que tendría la mujer, pero para su mala fortuna la casa que él buscaba no era contra la que disparó.

El arma de fuego que utilizó el sujeto no le pertenecía, era de propiedad del padre de un amigo, quien se la sacó sin pedir la autorización respectiva, lo que también está siendo investigado por personal policial, de acuerdo a lo que explicó el mayor Hugo Jaque, podría ser infraccionado, según lo que aplica la ley de armas.

Por instrucción de la Fiscalía el sujeto fue puesto a disposición de los tribunales.

Formalización

En el Juzgado de Garantía de Punta Arenas, el fiscal Felipe Aguirre, formalizó al imputado Jonathan Domenes Miranda, de 38 años, por los delitos de daños, amenazas de muerte, desacato, femicidio frustrado, homicidio frustrado y porte ilegal de arma de fuego.

Según los antecedentes que se dieron a conocer en la audiencia, los hechos comenzaron a gestarse el pasado 7 de octubre, alrededor del mediodía, el imputado llegó al domicilio de su exconvivente y madre de sus hijos, en calle Miraflores a la altura del 600, dejando estacionado el taxi en el que se movilizaba para saltar la reja e ingresar al inmueble, donde destruyó el teléfono celular de su ex pareja (la víctima). Tras esto, la amenazó, señalándole que la mataría y que la tiraría al Estrecho de Magallanes.

Esto provocó fundado temor porque al menos mantiene causas de violencia en contra de la misma víctima. En la audiencia, el fiscal Aguirre, agregó que con esto, el imputado quebrantó la medida judicial impuesta en el mes de abril de este año, de la prohibición de acercarse a su ex mujer, esto por un delito de amenazas en contexto de violencia intrafamiliar, donde se le impuso las medidas de acercamiento.

Se agregó que la mañana del 8 de octubre, alrededor de las 6 horas, el imputado nuevamente llegó hasta el domicilio de su ex pareja en calle Miraflores, en la Población Fitz Roy, esta vez acompañado de un amigo y motivado por celos, se encontraba premunido con un arma de fuego facilitada por su acompañante, realizó al menos tres disparos a la vivienda.

Tras esto, el imputado se dirigió hasta calle Chorrillos 055, donde pensando que correspondía a la casa que habitaba la nueva pareja de la víctima, sin embargo, cometió un error, ya que en ese lugar vive otro ciudadano de nacionalidad colombiana, pero no logró provocarle lesiones.

Se señaló que en el vehículo del imputado, se le encontró una vainilla compatible con los proyectiles. Donde además el imputado reconoció a un tercero lo cometido.

A pesar que la defensa, a cargo del abogado José Miguel Navarrete, se opuso a la prisión preventiva, el juez Pablo Miño, accedió a la medida privativa de libertad, fijándose para el cierre de la investigación un plazo de 90 días.

Se indicó que el imputado mantiene otra causa que está vigente por un delito de lesiones menos graves en contexto de violencia intrafamiliar en contra de la misma víctima. El imputado llevaba una relación de 11 años de convivencia y hace cerca de 6 meses se habían separado.

Imputado

En la declaración de Domenes, señala que le contó lo sucedido a un vecino, quien lo apoyó y le dijo que se entregue. Recordó que previamente estuvo ingiriendo alcohol con un amigo, quien pasó a buscar el arma que pertenece al padre de su amigo, con quien salieron de la ciudad a practicar disparos. Tras esto, no recuerda ninguno de los dos episodios en los domicilios, esto por estar en estado de ebriedad.

El fiscal Felipe Aguirre, señaló tras la audiencia que “el imputado tenía causas anteriores y la víctima ya lo había denunciado previamente, y esta persona a pesar de las medidas de prohibición, va a la casa de la víctima y motivado por los celos comete este último episodio donde dispara en el domicilio de la mujer para provocarle la muerte, misma intensión que realizó al dirigirse al domicilio de la actual pareja de la mujer.

Con las diligencias policiales se logró establecer la participación del imputado y además, un tercero lo convenció de entregarse. Debemos determinar si es que el imputado utilizó una aplicación para poder saber dónde pidió un taxi, pero entendemos que se equivocó de persona, lo que no quita que haya cometido el delito. El imputado señala que se acuerda de todo, salvo de cuando comete los disparos.

Esa arma se encontró en poder de quien pertenecía y las balas son compatibles con el arma. Ahora se deberá determinar la participación de la persona que le facilitó el arma, si es que fue así”.

El representante del Ministerio Público, agregó que el imputado arriesga altas penas de crimen que en el caso de ser condenado las cumpliría de manera efectiva.


PUBLICIDAD

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios


PUBLICIDAD
Más noticias
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD