En Europa

Italia y Francia en su disputa más grave desde la II Guerra Mundial

internacional
10/02/2019 a las 11:34

El encuentro entre el viceprimer ministro italiano, Luigi Di Maio, y miembros de los “chalecos amarillos” creó una grieta entre París y Roma. Pese a ser estrechos colaboradores, la competencia también es parte de dicha amistad.

“No hay precedentes de este tipo desde la Segunda Guerra Mundial”, aseguró este jueves, según consignó Emol, el Ministerio de Relaciones Exteriores francés para referirse a la tensión bilateral entre Francia e Italia, a raíz de los que consideró “ataques repetidos” y “declaraciones escandalosas” de las que ha sido objeto el Gobierno de Emmanuel Macron.

¿Por parte de quién? De los dos viceprimeros ministros italianos: el titular de la Liga (utraderechista), Matteo Salvini, y el jefe del Movimiento Cinco Estrellas (M5E, euroescéptico), Luigi Di Maio, que desde hace nueve meses mantienen un intercambio de agudas críticas con el Mandatario francés. Sin embargo, fue específicamente Di Maio quien terminó colmando la paciencia de París.

La autoridad italiana se reunió el miércoles recién pasado con dos representantes de los “chalecos amarillos” y reiteró su apoyo a las protestas de la colectividad. La cita causó la indignación del Gobierno francés, que la tildó de “provocación inaceptable entre países vecinos y socios”, y llamó a consultas al embajador francés en Roma.

Las discrepancias

En enero recién pasado la relación terminó de agrietarse. En medio del auge de las protestas de los “chalecos amarillos”, Di Maio les entregó su primer respaldo y más tarde embistió contra Macron por el tema migratorio. “Si las personas se van de África es porque algunos países europeos, en especial Francia, nunca han dejado de colonizar”, aseveró. Salvini no se quedó atrás. “Francia no tiene ningún interés en estabilizar la situación en Libia porque tiene intereses petrolíferos opuestos a los italianos”, dijo y dos días después tildó al Mandatario francés de ser un “muy mal Presidente”.

Macron golpeó de vuelta: “El pueblo italiano es nuestro amigo y merece dirigentes a la altura de su historia”. Todo decantó este 7 de febrero. El Gobierno de Francia llamó a su embajador en Roma, algo que no sucedía, según el diario El País, desde que en 1940 Italia le declaró la guerra a Francia, en la Segunda Guerra Mundial. Ahora, queda esperar si el conflicto llega a tales ribetes. La tensión, al menos, es un hecho.

Amigos europeos

Aunque las relaciones entre Francia e Italia siempre han estado marcadas por la competencia en términos culturales, turísticos y económicos, desde la segunda mitad del siglo XX que los dos países se habían mantenido como cordiales vecinos y estrechos colaboradores, tanto en el ámbito político como en el comercial.

Comenzaron a estrechar relaciones con la firma del tratado que en 1951 creó la Comunidad Europea del Carbón y el Acero.

Ya en 1986 los dos países reforzaron aún más sus lazos al transformarse en fundadores de la Unión Europea y luego también participarían de la formación del G7, el G8 y la OTAN.


PUBLICIDAD

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios


PUBLICIDAD
Más noticias
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD