Susana Slattery Pacheco lleva más de cuatro décadas siendo parte de la Empresa Transbordadora Austral Broom (Tabsa)

Los 40 años de trabajo de la destacada magallánica que se abrió paso en labores de hombres

cronica
10/03/2019 a las 17:20

Nacida en Punta Arenas y criada en Porvenir, la abnegada profesional recalcó “éste fue mi primer y mi último trabajo”.

“Mi primer y mi último trabajo”. Así, Susana Slattery Pacheco, porvenireña de 68 años, describe su labor como administradora, vendedora de boletos y sobrecargo en el Ferry Pathagon de la Empresa Transbordadora Austral Broom (Tabsa), en el que ha estado por más de 40 años, siendo una de las mujeres más destacadas en sus labores.

Su enseñanza en Tierra del Fuego se desarrolló entre los pasillos del Colegio María Auxiliadora, donde siempre se destacó entre sus compañeras. Su amor al mar, y a los barcos la hicieron tomar la decisión de navegar en las aguas gélidas del Estrecho de Magallanes.

En 2016, la magallánica fue condecorada por la Transbordadora Austral Broom, con un premio especial, por estar más de treinta años de servicio al mar y quien suma en sus millas navegadas más de 14 vueltas al mundo.

- ¿Cómo se siente de ser una mujer destacada en una empresa de tantos hombres?

“No me di cuenta de cómo llegué a eso porque uno ayuda sin mirar a quién. A veces me llegaban felicitaciones pero siempre estaba tranquila haciendo mi trabajo. Cuando la empresa me dio el reconocimiento me sentí muy feliz y contenta. Fue maravilloso”.

- ¿Cómo llegó esa condecoración?

“Son méritos que uno con el tiempo se los gana. Nunca he sido una persona con problemas, no he tenido licencias médicas salvo cuando me hice una operación, ahí tuve una licencia de dos meses, pero gracias a Dios nunca he sido enferma, siempre he cumplido con los horarios y eso igual la compañía lo reconoce”.

- ¿Cómo hizo para vivir entre el machismo?

“Al principio me costó mucho porque en ese tiempo fui una de las primeras mujeres que me embarqué en la “Melinka”. Era una época muy machista, porque fue hasta el 2000 que la Armada ingresó mujeres a la institución, porque cuando yo ingresé no era así. Nunca fui una mujer de problemas, si mis compañeros estaban de cumpleaños les hacía un bizcocho o una torta de cumpleaños y así me los ganaba. Cuando ellos empezaban a echar chistes de “grueso calibre” me salía piolita de la sala y seguía haciendo mis cosas”.

- Estamos en otra época. ¿Cuál en su opinión sobre el feminismo?

“Las mujeres están ganando bastante espacio y experiencia en Chile y en el mundo. Estamos demostrando que estamos a la par de los hombres y no tenemos nada que envidiarle nada a nadie”.

- ¿O sea que usted cree que los sueldos deben ser equitativos”

“Sí, claro. Nosotras deberíamos tener las mismas regalías que tienen los hombres, porque en la casa uno sigue trabajando y hay hombres que no reconocen mucho ese trabajo. Tenemos que tener las mismas oportunidades que los hombres, queremos que nos respeten, porque nosotras podemos hacer el mismo trabajo y hasta mejor”.

- ¿Qué falta para que Magallanes siga avanzando?

“Hemos avanzado bastante, la mujer está ocupando muchos espacios. Antes yo era la única mujer en la empresa, ahora tenemos niñas practicantes para ser marinas y eso es muy bueno. Es un adelanto de lo que yo empecé. Siempre las ayudo mucho, porque me alegro que las chicas se incorporen, porque sé que tenemos las fuerza para realizar cualquier actividad”.

Jesús Nieves


PUBLICIDAD

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios


PUBLICIDAD
Más noticias
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD