.Hotel Estancia Caleta Josefina

Nuevo hotel boutique magallánico destacado en medios nacionales

regional
07/09/2019 a las 12:00
Jorge Yovanovich
3257

La histórica Caleta Josefina se posiciona hoy como un referente del turismo patrimonial en Tierra del Fuego.

Un esfuerzo turístico logró rescatar la esencia de la vida en una de las actividades productivas más importantes de la región. Con casi un millón de hectáreas de extensión, la histórica Caleta Josefina fue conocida como la mayor y más importante estancia correspondiente a la Sociedad Explotadora de Tierra del Fuego.

Centro destinado a la crianza de ovejas y a la producción de lana, carne y sus derivados, el establecimiento se erigió como el principal atractivo productivo de la región hacia finales del siglo XIX con más de 300 personas trabajando en sus diferentes actividades.

Polo del desarrollo regional hoy, la misma casona que fuera el centro de la productividad bajo el mando de Mauricio Braun hacia 1893, ha recibido la atención de sus actuales propietarios con el propósito de mantener viva la esencia del lugar rescatando sus principales particularidades y atractivos para ponerlos a disposición de los visitantes.

Las tareas de reparación y mantención de la estancia se iniciaron en 2017, labor que no ha sido nada sencilla, pero ha valido la pena. Con esfuerzo, compromiso y la misma visión de los primeros pioneros, hoy, la atractiva casona emerge como uno de los principales atractivos turísticos de isla fueguina.

Es un hotel boutique, visitado hace una semana por un equipo del Canal Mega del programa “Genios de la carne” que en sus instalaciones grabó un capítulo de la exitosa serie dedicada a la gastronomía nacional. Además, en julio pasado Hotel Estancia Caleta Josefina fue portada de la Revista Vivienda y Decoración de El Mercurio, que incluyó un extenso reportaje de seis páginas en la connotada publicación de papel couché.

El administrador del hotel, Carlos Roehrs, narra la refacción a la que fue sometida la casa: “Estaba bastante deteriorada, le faltaban puertas, ventanas, piso y techo. Estaba bastante maltrecha y se ha hecho todo de nuevo, instalaciones de agua y luz, calefacción central, incluso de restauraron las siete chimeneas originales de la casa. No ha sido fácil porque la idea es mantenerla como era originalmente y de hecho se logró mantener ese toque antiguo, mantener el estilo de las habitaciones como eran antes”.

Aunque todavía se siguen realizando arreglos en la estancia como plantación de árboles y trabajos de jardinería, ya en la temporada 2018, precisamente en septiembre, recibieron a sus primeros visitantes, los que tuvieron la posibilidad de vivir una experiencia completamente diferente a cualquier otra.

No podría ser de otra manera. No todos los días se tiene la oportunidad de recorrer un galpón de esquila, todavía operativo, donde se llegó a tener más de 36 puntos de esquila por donde se estima pasaban más de 300 mil ovejas durante la temporada de verano.

Conocida como la más grande la Patagonia chilena, la estructura está construida por tabiquería de madera, al igual que el resto de su composición que son acompañadas por planchas de hierro galvanizado traídas desde Inglaterra.

Una estadía en la zona permite apreciar lo más profundo de la vida en las estancias fueguinas, el trabajo en corrales y la noble misión de los perros ovejeros. Mención aparte es la muestra de esquila.

Cabalgatas y excursiones por los alrededores de la estancia, conocer a fondo la casa patrimonial e imaginar la vida de los pioneros, donde cada rincón es parte de un relato que forma parte de la historia de una Patagonia que fue forjada con esfuerzo y pasión.


El sabor de la Patagonia

Hoy, la Estancia Caleta Josefina, como hotel boutique, ofrece una experiencia pionera en la transmisión de una cultura única desde el comienzo del continente americano en la costa norte de Bahía Inútil, a unos 100 kilómetros al sureste de Porvenir.

Infaltable es el cordero magallánico asado como corresponde, al palo. Aunque existe otro atractivo gastronómico que viene ganando terreno en la cocina regional. Se trata del guanaco, utilizado actualmente en las más diversas preparaciones.

Ruibarbo y calafate, son otros de los ingredientes infaltables en la cocina criolla, permitiendo la creación de exquisitos platos típicos.

“Principalmente hemos recibido turistas que vienen de Ushuaia, El Calafate o van a Torres del Paine, muchos matrimonios que andan recorriendo el mundo. Muchos vienen de Europa o Estados Unidos”, explica Roehrs.


Cómo llegar

Para acceder a los atractivos que ofrece la Estancia Caleta Josefina, se puede llegar desde Punta Arenas realizando el cruce por el Estrecho de Magallanes a barcaza hasta Porvenir para luego tomar la ruta Y 71 hasta el cruce de Onaissín y posteriormente tomar rumbo a la derecha hasta llegar a destino. Otra forma es partiendo también desde Punta Arenas siguiendo la ruta norte hasta el cruce de Punta Delgada y luego tomar la ruta Y 255. Un nuevo cruce en barcaza hasta encontrarse con el Cruce de Onaissín.


PUBLICIDAD

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios


PUBLICIDAD
Más noticias
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD