17 de abril de 2021
El tiempo - Tutiempo.net

Avenida España #959
61 2 292900

Súmate a nuestras redes sociales

Ediciones Anteriores

Buscador de noticias

RECIBE GRATIS

Diario El Pingüino todos los días donde quieras.
Lo último de nuestras redes sociales
Columna de Opinión:

Probidad

opinion
06/04/2021 a las 14:30
Pinguino Web 3
563

Javier Solís, abogado.

La probidad no es algo que debería pensarse siquiera en agregar al texto constitucional. Resultaría vergonzoso introducir algo que debe nacer del alma de todo ciudadano, de la tradición familiar, del verdadero desarrollo social solidario entre los habitantes de una comunidad, no importando lo reducida o extensa que esta sea. Me refiero desde el mundo familiar, vecinal, local, regional o nacional. La persecución de los actos ímprobos debe estar regulada por normas penales, y si estas deben ponerse más drásticas es parte de la función de los legisladores el proponerlas, discutirlas y aprobarlas. Es necesario decir “basta” a la mirada conceptuosa y generosa con quienes se han aprovechado de sus posiciones para defraudar o ser corrompidos por el dinero.

El primero y más básico es el de la educación cívica para ir generando conciencia desde la primera infancia de que se debe actuar de manera honesta en la vida. Parece de Perogrullo, pero para tener un país probo, con gente proba y con actitudes probas, es necesario educar en profundidad sobre estos conceptos. Educar con el ejemplo y el mejoramiento continuo permitirá evitar la proliferación de actos de corrupción como los que ahora vemos, donde los que son cuestionados aparecen sancionados de manera velada y, salvo una pequeña vergüenza en los medios, quedan indemnes y continúan sus vidas de manera normal, incluso percibiendo hasta el término de sus días pensiones públicas extraordinarias.

Esto es un agravio a millones de personas que deben luchar día a día para satisfacer sus necesidades y que ven con desilusión cómo unos cuantos se embolsan cifras que a la gente les cuesta poder cuantificar.

La necesidad de desterrar de nuestra mentalidad oportunista y de huaso ladino esas malas prácticas nos debe llevar a generar una nueva conciencia social. No digo que lleguemos a niveles como de Japón, donde los niños aprenden el respeto irrestricto a sus padres y ancianos, sino también al medio en que viven y se desarrollan, y mantienen un altísimo estándar de bienestar en convivencia.

En nuestro caso el concepto que impera es “si otro lo hace y no le pasa nada, ¿por qué no hacerlo yo también?”. Nos pasa a todos, desde transitar a exceso de velocidad, no dar pasos preferentes, conducir en estado de ebriedad, eludir controles sanitarios, quedarse con bienes que no son propios, son pequeños pasos para la comisión de delitos y que esto se transforme en una habitualidad galopante. Los medios de comunicación masivos, lamentablemente, por la necesidad de mantener el rating y el financiamiento de sus parrillas, dan una cobertura innecesaria a la proliferación de noticias del crimen y con detalles precisos de la manera de cometerlos. Esto no solo contribuye a informar, sino que indirectamente promueve la comisión y perfeccionamiento de los mismos.

Una redacción adecuada sobre esto debe basarse en, al menos, estas ideas: “Los actos de corrupción o falta de probidad en que estén involucrados agentes del Estado serán perseguidos conforme a la legislación vigente, y las sanciones que se apliquen deberán resultar de sumarios administrativos expeditos, que contemplen desde la vacancia del cargo a la obligación de restitución de lo ilegítimamente percibido, lo que se imputará en bienes propios o valores que el Estado por cualquier concepto o título esté obligado con el infractor”.

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios