13 de mayo de 2021
El tiempo - Tutiempo.net

Avenida España #959
61 2 292900

Súmate a nuestras redes sociales

Ediciones Anteriores

Buscador de noticias

RECIBE GRATIS

Diario El Pingüino todos los días donde quieras.
Lo último de nuestras redes sociales
Columna de Opinión

La doble dictadura

opinion
02/05/2021 a las 15:45
Pinguino Web 1
710

Claudio Morán Ibáñez, abogado.

Que en Chile nos tienen sometidos como a otros países del mundo, a una dictadura sanitaria que cada vez nos oprime más, es un hecho cierto al que me he referido muchas veces. Lo último, el dictamen del Contralor que pretende investir al personal de salud de facultades hasta para allanar e ingresar a una vivienda sin previa orden judicial, importa un retroceso de siglos en cuanto a los derechos fundamentales. Resulta penoso que en Punta Arenas vivamos con el temor permanente de entrar a nueva cuarentena que probadamente no han servido las anteriores, excepto para seguir arruinando vidas, empresas, ilusiones. Porque creo y sostengo que esta estrategia simplista de encierro/bono es un terrible error que se transformó en horror. Paralelamente y con estrecha conexión en esta dictadura sanitaria, está la dictadura de una clase política mediocre y egoísta, en su conjunto. Una clase política de escasísimo valor intelectual y moral, que profita de la desgracia ajena, de personas y del país, que desafía insolentemente críticas y quejas, total “yo tengo el monopolio de la democracia” dicen sus integrantes. Y es aquí donde se da la paradoja y la masa se la cree, que esa clase política hace algo por la gente autorizándolos a retirar sus ahorros previsionales en “tajadas” de 10% cada vez es decir, los “ayuda” con sus propios dineros. La gente desesperada entre lo económico y la presión sostenida de lo sanitario que todo lo destruye, tampoco lo piensa, pero lo que está haciendo la clase política es engañar, ocultar con unas monedas lo que realmente están haciendo, y me refiero a la izquierda con creciente apoyo de la derecha piñerista: destruyendo el sistema de las AFP. Muy pocos entregan la información completa. Por ejemplo, que los fondos de pensiones, de inversión obligatoria, son cruciales para sostener financieramente la economía nacional, y ello ya en este tercer retiro se torna complicado. Segundo, que hace exactamente un año se presentó en el Senado un proyecto de ley que expropia todos los fondos de pensiones y crea una entidad fiscal recaudadora de recursos de todos nosotros, que así pasan al Estado. A este “honesto” Estado, ineficiente, ineficaz, mediocre, incapaz de manejar la crisis sanitaria sin destruir al país, Estado que se apropiará de esas platas que han quedado en evidencia que aunque fueran pocas ahí estaban en cuentas individuales. Si eso ocurre, así como ocurrió con los antiguos sistemas de las cajas de previsión, los dineros van a desaparecer entre el uso sesgado con que inauguraran el “Estado social de derechos” y las “inversiones” con los “amigos”… Porque lo más anterior que habían diseñado era la AFP estatal, sabiendo que el destino de esos dineros de cotizaciones debían y deben invertirse provechosamente. Ahora, bajo administración única de un órgano del Estado, ¿Imagina el poder económico de quienes administren ese órgano? ¿Imagina a burócratas y operadores políticos, iguales a los que Ud. conoce acá en Magallanes, haciendo inversiones financieras en empresas y fondos de inversión en Chile y en el extranjero? Sí, porque parte de esos fondos están invertidos afuera. Lo que está ocurriendo es que la dictadura de los partidos está robándose esa plata en un plan genial, “compartiendo” con varios millones que así aplauden lo que ocurre. Si tuviesen esos políticos real intención de ayudar a la gente habrían vendido bienes del Estado, habrían rebajado el sueldo a todos los funcionarios pagados con nuestros recursos. Pero el Estado no se toca, es el botín de la política y la revolución en curso. Y existe contubernio, cada vez que un parlamentario “de derecha” ha votado por el retiro, ha votado por Pamela Jiles y por la revolución deconstructora, y esto no solo por tratar de mantener el cargo sino derechamente porque la izquierda penetró a la derecha. Absolutamente nadie defiende al ciudadano común y sus derechos fundamentales, están esquilmándonos y destruyendo el futuro. Dirán que “defiendo a las AFP” Me importan un rábano, defiendo a Chile, porque quiero tener país y vivir en libertad cuando termine esta dictadura sanitaria dejándonos un país en ruinas. Es indudable la colusión entre ambas formas dictatoriales imperantes, y solo despertando realmente como nación podremos superar ambas, y primero vencer la cobardía reinante.

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios