ezgif-6-d7f14afee772.gif
24 de septiembre de 2022
El tiempo - Tutiempo.net

Avenida España #959
61 2 292900

Súmate a nuestras redes sociales

Ediciones Anteriores

Buscador de noticias

RECIBE GRATIS

Diario El Pingüino todos los días donde quieras.
Lo último de nuestras redes sociales
Línea de trabajo que busca potenciar el Co-Laboratorio del Centro Internacional de Cabo de Hornos (ChIC)

Observación de aves: fuente de turismo a desarrollar en Cabo de Hornos

cronica
21/09/2022 a las 20:04
Pinguino Web 4
775

“El aviturismo” u observamiento de aves en isla Navarino busca avanzar como producto turístico que puede desarrollarse sostenidamente. Para ello se requieren una serie de instrumentos y estructuras para su funcionamiento.

Actividades como escuchar el incesante golpeteo de un pájaro carpintero negro sobre un tronco de un Nothofagus o el rápido volar de un fiofío, forman parte de las sensaciones que todo visitante puede vivir mientras recorre uno de los senderos del Parque Omora, a 3 kilómetros de Puerto Williams.

Lo anterior pretende ser un productor del turismo a desarrollar en Cabo de Hornos a través del Programa “Turismo: salud humana y salud ecosistémica”.

La iniciativa es una de las líneas de trabajo del Co-Laboratorio del Centro Internacional Cabo de Hornos (ChIC), financiado por la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo, ANID.

Fuente turística

Miguel García, académico de la Universidad Central, comentó que puede ser un importante aspecto turístico para la Patagonia, en especial Magallanes.

Agrega que si bien la observación de aves puede ser el corazón del producto, hay que pensar también en todo lo que está en torno a ello. Por ejemplo, tener operadores que puedan describir, saber, informar, entregar contenido sobre las aves.

Además, proyectar publicación de libros, disponer equipamiento para el oficio de observar aves y un elemento que es clave, a su juicio, y donde emerge la principal vinculación con el ChIC: una estrecha relación con el conocimiento generado in situ.

“Cada vez que la ciencia aporta conocimientos, esos pueden ser transformados en producto y experiencia turística a través del desarrollo turístico. Y lo fundamental es que cuando esos productos tienen su raigambre, se producen en el territorio y se basan en elementos que están en el territorio, los primeros llamados a poder explotarlos turísticamente de una u otra forma son las comunidades locales. Allí hay un trabajo interesante del ChIC, que es cómo transferimos a la comunidad local ese conocimiento para que lo podamos transformar en conjunto en experiencias turísticas que les generen desarrollo local”, precisa García.

Turismo inteligente

Bajo esta premisa, el académico de la Universidad Central sostiene que así hay que apuntar al denominado turismo inteligente, donde se puede aportar con la gestión de variables y que persigue que cada persona que llegue a visitar la zona pueda administrar de la mejor forma su estadía en el territorio.

Es decir, que puedan vivir de la mejor forma su experiencia de manera integral y se transforme en una experiencia enriquecedora para el turista y para la comunidad local.

Paula Caballero, bióloga del ChIC, coincide en que aunque la diversidad de aves en la zona de Navarino puede ser menor a la existente en otras zonas, sus características las hacen especiales porque están en el fin del mundo. Caballero agrega que otro aspecto interesante son que algunas especies migran por temporada y el estudio de todas ellas ha mostrado variaciones de comportamientos y amenazas. “Estos conocimientos generados son en extremo interesantes para la creación de innovadores relatos turísticos. Se trata entonces de un turismo que va más allá de la mera observación de aves”, dice la bióloga.

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios


Publicidad