20 de febrero de 2024
El tiempo - Tutiempo.net

Avenida España #959
61 2 292900

Súmate a nuestras redes sociales

Ediciones Anteriores

Buscador de noticias

RECIBE GRATIS

Diario El Pingüino todos los días donde quieras.
Lo último de nuestras redes sociales
En pleno centro de Punta Arenas

Tras 67 años Lavandería Monterrey cerró ayer sus puertas para siempre

cronica
18/03/2023 a las 09:06
Pinguino Web 4
1543

Fundada por el esquilador argentino Eleodoro Miranda, ayer dejó de funcionar con un brindis junto al alcalde Claudio Radonich, extrabajadores y clientes muy emocionados por el cierre de esta conocida empresa familiar.

Justo hace ya lejanos cien años, en los confines de la Patagonia, pero al otro lado de la frontera imaginaria que la divide entre Chile y la Argentina, nacía Eleodoro Miranda, cuya esforzada, pero fructífera vida le haría ir y venir por el Cono Sur de América recorriendo enormes distancias para finalmente encontrar su hogar a orillas del Estrecho de Magallanes. Nacido en la típica familia criolla argentina que se había ido a probar suerte como tantos otros a la remota Tierra del Fuego.

Eran tiempos difíciles, no solo aquí en el extremo sur del mundo, sino que para toda la humanidad.

La familia de Eleodoro era gente de esfuerzo, a la que no le sobraba nada y que luchaba por subsistir en un entorno duro, agreste y frío. Fue entonces que desde muy joven comenzó a trabajar como esquilador de ovejas y a recorrer la Patagonia yendo de estancia en estancia para ganarse la vida y poder no solo sostenerse a sí mismo, sino que contribuir en el hogar. Finalmente, se asentó un tiempo en la Estancia Sara, en las cercanías de Río Grande, y allí se convirtió en tasador de lana.

Meses después, fue enviado a un curso de perfeccionamiento a Buenos Aires, y allí fue donde literalmente tuvo la idea que le cambiaría la vida.


Lo que había tras la puerta

Eleodoro se percató que desde una de las puertas del hotel en que se alojaba, salían ingentes cantidades de ropa, toda limpia, reluciente y pulcramente doblada. Como buen comerciante innato de espíritu inquieto, fue a averiguar de qué se trataba y qué era lo que ocurría detrás de aquella puerta. Entonces se encontró con algo que en esos tiempos en América del Sur solamente existía en las grandes metrópolis con hoteles de cierto nivel, como Santiago o la propia Buenos Aires: Una lavandería en seco. Sin entender muy bien todavía cómo funcionaba el tema, el joven arriesgó todo lo que tenía y no dudó en encargar a Dinamarca un primer grupo de maquinarias. Nueve meses después estaban desembarcadas en la ciudad que Eleodoro había estipulado como destino final, y que sería en la que él proseguiría no solamente con sus aventuras empresariales, sino con su proyecto de vida: Punta Arenas.

Ése fue el germen de lo que acabó siendo la Lavandería Monterrey, emprendimiento, que ayer tras 67 años de historia como negocio de Punta Arenas, cerró sus puertas de manera oficial y definitiva.

Pasado el mediodía, sus familiares organizaron un cóctel para los clientes y prensa local. Pero este emprendimiento ubicado en calle Mejicana 621, no solo marcó la vida urbana de Punta Arenas, sino también por supuesto la de la familia de don Eleodoro.

Toda una vida

“Yo abrí los ojos y casi que lo primero que vi fue una lavadora” rememora Mauricio Miranda, hijo del fundador y quien tras su muerte tomó las riendas de la empresa. “Muchos de los trabajadores que estuvieron con nosotros hasta el final, también me vieron nacer”, sentencia nostálgico.

Y es que, efectivamente, buena parte de la plantilla del negocio estaba conformada por trabajadores que hicieron su vida ahí en la empresa, y que acompañaron durante años no solamente la trayectoria vital de la Lavandería Monterrey, sino que también la de la familia Miranda.

Frente a eso Mauricio no puede esconder su pena, y emocionado les agradeció todo lo que entregaron en lo laboral y en lo personal.

Cambio de rubro

En el cierre, estuvo presente el alcalde Claudio Radonich, extrabajadores y clientes de la empresa magallánica, que a partir de abril cambiará de rubro.

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios


Publicidad