21 de junio de 2024
El tiempo - Tutiempo.net

Avenida España #959
61 2 292900

Súmate a nuestras redes sociales

Ediciones Anteriores

Buscador de noticias

RECIBE GRATIS

Diario El Pingüino todos los días donde quieras.
Lo último de nuestras redes sociales
Columna de opinión

Nuevo acuerdo por Chile

opinion
12/11/2023 a las 16:27
Pablo Oyarzo
1006

Ariel Mihovilovic, Abogado

Hace 11 meses, los presidentes del Senado y de la Cámara, anunciaron, con satisfacción y alegría, la firma del documento denominado “Acuerdo por Chile”, mediante el cual se dio el vamos al proceso constitucional que terminará en exactamente 5 semanas más.

Salvo por leves retrasos en las fechas previstas en el documento (que consideraba un plebiscito de salida en noviembre), el Acuerdo por Chile se ha cumplido a cabalidad, incluso por quienes no lo suscribieron (e.g. Partido Republicano). Así, casi 4 años después del “Acuerdo por la Paz Social y la Nueva Constitución” suscrito el 15 de noviembre de 2019, Chile ha llevado adelante dos procesos constitucionales que, con independencia de las opiniones que se pueda tener respecto de cada uno de ellos y de los textos que han producido, se han desarrollado normalmente y con respeto por nuestra institucionalidad y democracia.

Durante poco más de un mes estaremos, por séptima vez desde el año 2020, en “modo campaña”, con todo lo que ello implica: foros, debates, propaganda electoral y, por sobre todas las cosas, argumentos para uno y otro lado respecto de “cómo hay que votar” este próximo 17 de diciembre.

Como he seguido atentamente este segundo proceso (incluso más que el anterior), tengo muy claro mi voto y cuál será la opción que apoyaré durante la campaña. Lamentablemente, tras casi cuatro años discutiendo sobre el tema y estando encaminados a nuestra quinta elección al respecto, existe un marcado y muy justificado “agotamiento constitucional” que afecta incluso al mundo académico y a la profesión legal. Así, me pregunto: ¿qué quedará para el resto?

Aunque el agotamiento, en ciertos casos, se pueda traducir en rabia contra el sistema político, por su incapacidad de avanzar en temas tan importantes como la seguridad, la reactivación económica, la tan postergada reforma a las pensiones, la urgente reforma a la salud y los problemas gigantescos que tenemos en educación (no solo en Atacama), quisiera hacer un llamado a vencer la apatía, porque la elección del 17 de diciembre es tan importante como la votación que tuvimos el 4 de septiembre del año pasado.

Hay muchas razones muy legítimas para votar en uno y otro sentido. Sin embargo, también hay otras tantas que simplemente no están a la altura de un proceso que es muy importante para el futuro del país. Porque con independencia de cuál sea la opción que emerja ganadora de este nuevo plebiscito, me gustaría que de él surja un Nuevo Acuerdo por Chile. Un acuerdo que no sea de carácter político, sino que de naturaleza social. Un acuerdo que respete la decisión de la voluntad soberana y que ponga fin a una discusión que se ha extendido más allá del término de un mandato presidencial. Un acuerdo cuyo eje central sea volver a trabajar por el progreso y la unidad de Chile, dejando de lado las legítimas diferencias que pueden existir con respecto al tema constitucional. Un acuerdo que no estará escrito en un papel, sino que, en nuestros corazones, que laten con más fuerza cuando perseguimos una meta común, asociada al bienestar del país.

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios


Publicidad