27 de octubre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net

Avenida España #959
61 2 292900

Súmate a nuestras redes sociales

Ediciones Anteriores

Buscador de noticias

RECIBE GRATIS

Diario El Pingüino todos los días donde quieras.
Portada de hoy
Laura Soler, doctora en Filología de la Universidad de Alicante:

“Las personas con discapacidad aún no se han tomado la calle en Chile”

cronica
22/11/2017 a las 11:00
Reportero 1
3898

La profesional les envió un mensaje a todas las personas con discapacidad, que se tracen metas cortas para poder alcanzar sus objetivos.

Laura Soler es una mujer luchadora y de grandes sueños. Ella sufre de parálisis cerebral y aun así es doctora en Filología Hispánica en la Universidad de Alicante (UA), en España, y subdirectora de la Red de Investigadores y Doctores con Discapacidad (Reiddis).

En su paso por Latinoamérica ha traído un mensaje claro: “Todo en la vida es posible”.
Diario El Pingüino entrevistó a la doctora Soler en la Universidad de Magallanes (UMAG), donde está como profesora visitante, y constató que es una mujer que no para de luchar por sus sueños y demostrarles a todos, incluso a las personas con discapacidad, que todo lo que se proponen puede ser posible.

-¿Cree usted que existen las mismas oportunidades para todos o hay un leve rechazo a las personas con discapacidad?

“Yo no considero que tenemos las mismas oportunidades, si las tuviéramos no existiría la desigualdad social aquí ni en ninguna parte. Debemos luchar entre todos por la igualdad de oportunidades para que sea real, para mí es una utopía, pero como decía Eduardo Galeano la utopía sirve para caminar, mientras creamos en ella iremos cada vez abriendo más caminos y haciéndolo todo más fácil. Las minorías siempre seremos minoría, y a pesar de llegar hasta aquí con un doctorado, tengo muchísimas dificultades, y negar eso es como negar lo mayor, y aun así se puede, y ese es el mensaje que yo quiero dar, luchar por una igualdad de oportunidades.

El gran desafío que tiene la sociedad chilena es que las personas con discapacidad aún no se han tomado la calle, cuando se den cuenta de que pueden actuar como ciudadanos, en el momento que empiecen a tomar posiciones y a situarse para reivindicar cosas, será más fácil que la sociedad se habitúe a ellos y que puedan ir ganando espacio”.

-¿En su carrera profesional, ¿cuál ha sido el momento mas duro?


“Trabajando con una persona en un proyecto relacionado con la discapacidad, él  no entendía, consideraba que yo no era adecuada para estar ahí, porque no era técnico en accesibilidad, tenía una beca de cuatro horas y me hacía trabajar como doce. Llegó un momento que mi cuerpo no podía más y le reclamé llorando. Él me respondió que el problema no era el trabajo, sino que yo no asumía mi discapacidad y mis dificultades.

Recuerdo que lo mire y le dije: ‘creo que no tengo ningún problema’. A partir de ese momento, nunca más trabajé con esa persona, no era una persona de fiar y  además me maltrataba por el lado que más me dolía. Con el tiempo me di cuenta de que sus problemas y frustraciones los puso en mí, no hizo el esfuerzo por entender lo que yo estaba pasando, sino que simplemente me atacó, lo que para él era lo más fácil, no se atrevió a enfrentar a una persona que en teoría era menos que él. Para mí, ese fue el momento más difícil, pero siempre se sale adelante”.

-Como estudiante, ¿cuál fue el momento que más le impactó?

“Cuando yo empecé a estudiar, las cosas no estaban tan reglamentadas como ahora, dependía de cada profesor que adaptara o no el examen. Un profesor, en cuarto año de carrera, decidió que debía pedirme el certificado de discapacidad para poder adaptarme el examen, nadie me lo había pedido hasta ese momento. Le respondí que se lo entregaría, pero que yo no estaba en una silla de ruedas porque era una vaga o no quería caminar. Ahí me di cuenta de que la discapacidad la tenía él y no yo”.

Laura Soler incursionó en la política como concejal del Ayuntamiento de Alicante entre 2007 y 2011. Ella fue la primera persona con discapacidad en el Consistorio alicantino. Cuenta que una de las mejores cosas que le ha dado la política fue haber casado a una amiga que estudió con ella. “En Alicante los concejales pueden casar por el civil a todas las personas. La ceremonia más bonita fue la que efectué a una amiga de la infancia, son de esos recuerdos que te quedan para toda la vida”, recordó.

Comenta que la mayor satisfacción en su carrera fue poder ayudar a una niña que sufría de discapacidad y que en ningún colegio la aceptaban, “busqué una escuela para adultos mayores que le diera una oportunidad y lo que más me impresionó fue que a su corta edad podía compartir con personas mayores y que contaba con una capacidad intelectual mayor a todas las personas que estaban en ese sitio”.

Dice que sus padres han sido el mayor apoyo que ha tenido en su vida, “cuando tenía siete años me gustaba mucho ser parte de los scouts, así que el primer día de excursión mi mamá me dejó con todos mis compañeros, yo no podía caminar, así que usaba unas rodilleras para gatear. Lo único que hacía mi mamá era llorar, así que mi papá la abrazó y le dijo que no llorara más por mí, porque esa experiencia me iba a ayudar para toda la vida y me iba a formar como mejor persona”.

La doctora Soler añadió que “el mensaje que le puedo dar a todas las personas con discapacidad es que se tracen metas cortas y que las vayan superando una a una, de esa manera se darán cuenta de que pueden superar cualquier obstáculo. Y a los padres, que siempre apoyen a sus hijos, que los ayuden a cada día ser mejores personas”.

Doctora Laura Soler: "Ahí me di cuenta de que la discapacidad la tenía él y no yo”.

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios