En Magallanes

Mujeres lideran jefaturas en distintas áreas a pesar de los obstáculos

cronica
15/02/2019 a las 09:20
789

Aún cuando en la región existe lo que se denomina “machismo laboral”, las mujeres vencen los prejuicios y se posicionan en altos cargos.

La seremi de la Mujer, Patricia Mackenney, señaló ayer a Diario El Pingüino que en la región existe aún “machismo soterrado laboralmente” y que trabajan para erradicarlo.

Sin embargo, se puede ver jefaturas lideradas por mujeres, quienes han vencido prejuicios y estereotipos de género para posicionarse en sus actividades laborales.

En la política

Eugenia Mancilla es auditora, ingeniera comercial y política chilena. Ocupó el cargo de intendenta regional entre 2006 y 2009. Actualmente es la presidenta regional del Partido Demócrata Cristiano.

Al respecto, Mancilla expresó ayer que en Chile y en la Región de Magallanes el machismo “efectivamente es una realidad” y se observa aún brechas salariales entre géneros. Sin embargo, enfatizó que actualmente las mujeres han recuperado espacios laborales que estaban “destinados para hombres”.

Además, relató que luego de desarrollarse en una carrera como funcionaria pública, “me he dedicado a labores profesionales de manera privada y ahí no he sufrido por fortuna discriminación, pero sé de muchas mujeres que sí lo han vivido y aún lo viven”, recalcó.

“El machismo sigue siendo un factor cultural que tiene la región, que posee prejuicios que siguen instalados en la sociedad. En el ámbito laboral se refleja claramente esa conducta machista, sería cuestión de realizar un estudio y sin temor a equivocarme se podría determinar que en Magallanes son pocos los casos donde las mujeres pueden optar por cargos profesionales o cargos de directorios en las empresas y eso se debe a un sistema muy patriarcal que tiene nuestra sociedad”, concluyó la exintendenta Mancilla.

Mujer y científica

Paola Acuña nació en Parral, en la Región del Maule, es madre de dos jóvenes. Es bióloga marina de formación, titulada de la Universidad Católica del Norte, Magíster en Ciencias del Mar y Doctora en Ciencias. Actualmente dirige el Centro de Investigación Regional Cequa.

Acuña señaló que “en esencia hombres y mujeres somos diferentes. Sin embargo, en equidad de oportunidades para el desarrollo humano y profesional, las diferencias entre géneros no deben existir. Esa equidad de oportunidades se traduce en recibir en función del mérito, sin importar el género, por tanto, en igualdad de opinión, de trato, de empleo, de salario, si hablamos del campo laboral”.

Acuña resaltó que como bióloga marina pasó por situaciones por estudiar una carrera para hombres. Enmarcada como estereotipo social, mito o prejuicio colectivo.

“Mi primera entrevista de trabajo fue en una empresa salmonera de Chiloé y conocí la discriminación por género. La entrevista no se realizó porque hubo un error y el entrevistador esperaba a Paolo Acuña y él expresó que además de ser mujer aparece de vestidito, quizás por eso soy tan fans de los vestidos”, enfatizó la bióloga.

Acuña afirma que en la región aún hay machismo laboral y marcada inequidad. Menciona que lo ha vivido y lo ha superado, “pero a veces con costos altos y sinsabores” resaltó.

Asimismo, mencionó que por falta de oportunidad laboral, inequidad salarial, ha sido desvinculada de reuniones y opiniones donde la voz masculina se impone, solo por ser hombres. “La agresión verbal, la calumnia y el hostigamiento han sido todo un tema en mi camino laboral. Sin embargo, de toda situación se gana experiencia, aprendizaje y de estas situaciones discriminatorias he ganado carácter y fortaleza para no cesar en mi decisión de superación profesional y mi anhelo de aportar a la consolidación de los centros de investigación regional, que tanto bien le hacen a Chile, creando oportunidades laborales equitativamente para profesionales mujeres y hombres, expertos y recién graduados, jóvenes y no tanto” resaltó la directora de Cequa.

“Quiero compartir mi experiencia o mi estrategia, trabajar convencida de que estamos aportando para una mejor sociedad, para un mejor país. Que practiquemos nuestra libertad. Que seamos solidarias entre nosotras, que eduquemos a nuestros hijos en el respeto al prójimo (sobre todo al sexo opuesto), así como en el respeto a la naturaleza que nos cobija. Que incentivemos a las hijas a estudiar las carreras técnicas o profesionales que las hagan felices sin discriminar y sigamos practicando el diálogo con nuestros pares hombres y mostrándoles que nuestras diferencias nos hacen complementarios, necesarios e iguales al momento de desempeñarnos”, concluyó.


@IuskellyPereira


PUBLICIDAD

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios


PUBLICIDAD
Más noticias
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD