21 de septiembre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net

Avenida España #959
61 2 292900

Súmate a nuestras redes sociales

Ediciones Anteriores

Buscador de noticias

RECIBE GRATIS

Diario El Pingüino todos los días donde quieras.
Portada de hoy
Interpuso demanda indemnizatoria ante el Primer Juzgado Civil de Punta Arenas

Joven que sufrió un fraude y que había contratado un seguro denunció que el banco se ha negado a restituirle su dinero

tribunales
11/08/2020 a las 14:00
Pinguino Web2
13282

La víctima fue contactada por una persona que se hizo pasar por un ejecutivo bancario, quien le solicitó una serie de datos reservados que sólo la entidad podía conocer, para luego recibir un avance de $5 millones en su cuenta corriente proveniente de su tarjeta de crédito, dinero que posteriormente fue extraído por desconocidos a través de tres giros.

Un verdadero dolor de cabeza ha vivido por casi dos años un joven arquitecto de iniciales J.D.M., quien ha sido cliente desde el año 2005 del Banco Santander. Todo se remonta a febrero de 2016, cuando a través de un funcionario de dicha entidad bancaria contrató un seguro de fraude plus, que le cubriría en caso de defraudación a su cuenta corriente, tarjeta de crédito y otros productos que él tenía con el banco, debiendo pagar una prima que se le descontaba mes a mes.

Esta póliza lo resguardaba en caso de robos, asaltos, extravío, hurto, falsificación, uso indebido, uso fraudulento, entre otros siniestros. Así con los años, el contrato se fue renovando en 2017 y 2018, pero a mediados del mes de noviembre de ese mismo año, la víctima sufrió un engaño, con el cual comenzaron los problemas.

El engaño

“Quien cometió el delito se contactó por teléfono con el joven, haciéndose pasar por un funcionario del Banco Santander, efectuándole varias preguntas que sólo la entidad bancaria sabía en base a su cuenta corriente. Son datos reservados o secretos del cliente que el defraudador conocía, y ante tal confianza la víctima dio información de ciertos números de su tarjeta de coordenadas, que no es lo mismo que dar la clave”, explicó el abogado Dagoberto Reinuava, socio de Defensamagallanes.cl.

Tras proporcionar los datos solicitados por el supuesto ejecutivo bancario ante supuestos problemas informáticos, le enviaron un correo electrónico diciéndole que se había realizado un avance de cinco millones de pesos desde su tarjeta de crédito a su cuenta corriente, sin que él lo hubiese solicitado, dinero que fue retirado por desconocidos de su cuenta por medio de tres giros, dos de $1.700.000 y uno de $1.600.000.

En ese momento, el afectado interpuso una denuncia ante Carabineros e hizo un reclamo formal en el Santander, instante en que le solicitaron diversos antecedentes para gestionar el requerimiento con el fin de activar el seguro. Fue así que tras recopilar y enviar los datos, la gerencia de Servicio al Cliente le respondió que estaba en análisis de cobertura de parte de la compañía de seguros, con el fin de emitir un informe de liquidación que estaría a cargo de una empresa externa, el que finalmente resolvió que la víctima no tenía cobertura.

Sin cobertura

“Nuestra conclusión recomienda el rechazo de la indemnización reclamada, debido a que no corresponde el pago de indemnización por cuanto el siniestro se origina de una conducta voluntaria del asegurado”, estipulaba el informe, indicándole que el seguro no lo cubriría.

Desde diciembre de 2018 a la fecha comienza la gran batalla del profesional para que el banco le devuelva estos 5 millones de pesos que él ha debido cancelar en todo este tiempo y que todavía está pagando, incluido los intereses y los costos del crédito.

Demanda

Por todo esto, la semana pasada presentó una demanda de indemnización de perjuicios ante el Primer Juzgado Civil de Punta Arenas por responsabilidad contractual de manera mancomunada o simplemente conjunta en contra de Banco Santander Chile S.A; Santander Corredora de Seguros Ltda y Zúrich Santander Seguros Generales S.A, la que fue declarada admisible el pasado viernes, iniciándose el respectivo juicio.

“Este es un caso en que la persona lleva dos años sin solución por parte del banco que le aseguró que el riesgo estaba cubierto. Además contrató un seguro con un funcionario del banco, pero después, cuando tiene que hacer su gestión, se da cuenta que hay tres empresas: el banco, el corredor de seguros y la compañía de seguros, y entre los tres se excusan para no cumplir, pero el cliente tiene un solo empleado del banco. Esto no fue un acto voluntario, sino que él fue defraudado y engañado por una persona que se hizo pasar como funcionario del Santander utilizando información que solo el banco puede tener”, puntualizó Reinuava.

Por lo anterior, se está solicitando la suma de 20 millones de pesos a cada una de las empresas, es decir, 60 millones de pesos en total.

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios