26 de octubre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net

Avenida España #959
61 2 292900

Súmate a nuestras redes sociales

Ediciones Anteriores

Buscador de noticias

RECIBE GRATIS

Diario El Pingüino todos los días donde quieras.
Portada de hoy
El Espetador:

Las cifras que avalan a Mañalich y condenan a Paris

opinion
27/09/2020 a las 10:31
Pinguino Web2
6116

Para nadie es un misterio que las medidas sanitarias en Magallanes aplicadas por la gestión en salud del ministro Enrique Paris han fracasado.

Para nadie es un misterio que las medidas sanitarias en Magallanes aplicadas por la gestión en salud del ministro Enrique Paris han fracasado. Si se compara con su antecesor Jaime Mañalich las diferencias son abismantes.

No obstante, aún hay muchos que insisten en una acusación constitucional contra una persona que encabezó la lucha contra el Covid-19 y que en Magallanes fue capaz de bajar las altas tasas que en una primera ola nos tuvieron muy complicados.

Pero hoy con Paris a la cabeza del Minsal, Magallanes presenta las peores cifras del país en toda la pandemia, es decir, los peores números desde marzo a septiembre.

El tema nos tiene afligidos a todos. Ni siquiera las autoridades tienen una explicación. Por eso, a la distancia de la capital y del Congreso no se entiende en nuestra región el cómo se le puede acusar constitucionalmente a Mañalich.

Y para colmo la gota que rebalsó el vaso durante la semana fueron las desafortunadas frases del ministro Paris: “Estamos revisando para ver si no hay contaminación en los laboratorios (de Magallanes)”. El tema no cayó bien en la región. Y salió a responder el director del CADI-UMAG, doctor Marcelo Navarrete, quien fue enfático en señalar: “La presión asistencial y la referencia de pacientes graves a Santiago, no apoyan esa tesis”.

Esa misma tarde tuvo que aclarar el error de su propio jefe el subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga: “La positividad que obtuvo Magallanes de estas 1.700 muestras fue ratificada en la capital”.

Paris se ha equivocado y mucho y su relación con nuestra región no ha sido de las mejores. Carece de conocimientos geográficos de Magallanes y sus comentarios son muy poco acertados por una ignorancia de nuestra zona. Para explicar la alta cifra de contagios, imagínense que también en la semana dijo que “no sé si es por la apertura de la frontera (camiones que llegan con mercadería), si hubo poco control o que la población no entendió bien”, precisó Paris. No sabe lo que es el paso Monte Aymond ni dónde se encuentra.

En fuentes médicas, se señala que la visita del ministro de Salud de hace menos de un mes a la región “no dejó nada”.

Empero, el ministro Mañalich visitó Magallanes en el peak de la primera ola, en medio de una cuarentena estricta en que las medidas sanitarias se cumplían y la fiscalización era mucho más rigurosa en Magallanes.

Mañalich llegó el 24 de abril a un Punta Arenas agobiado por casi un mes de cuarentena total. En un mes, el número de contagiados había subido 10 veces de 63 en marzo hasta más de 600 en lo que iba de abril. La capacidad hospitalaria estaba al borde del colapso. Cuatro pacientes habían tenido que ser aeroevacuados a Santiago, donde uno de ellos ya había fallecido.

Junto con esa visita, el ministro traía consigo dos ventiladores mecánicos adquiridos en China gracias a un extraordinario despliegue de esfuerzos públicos y, muy particularmente, privados quienes protagonizaron una odisea sorprendente por arrancar esos aparatos de las redes que por todo el mundo trataban desesperadamente de apoderarse de la esperanza de vida que tales máquinas representaban.

Esa crisis fue finalmente superada y el 6 de mayo se levantó la cuarentena y, entonces, fueron seis los ventiladores mecánicos que abandonaron del territorio regional para reforzar la lucha contra la pandemia en el resto del país. Incluso, posteriormente personal de salud fue enviado a Calama a apoyar estas labores.

Siempre la gestión de Mañalich contó con un amplia apoyo del sector privado, por ejemplo la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC) logró apoyar para traer más de 500 ventiladores mecánicos a Chile para salvar miles de vidas en las semanas siguientes, cuando, finalmente, la pandemia originada muy probablemente en Magallanes, llegó a la Región Metropolitana donde recrudeció hasta alcanzar los seis mil contagios al día.

A fines de agosto, Paris protagonizó otro hecho que remeció a Magallanes: la opinión pública nacional observó estupefacta el inesperado actuar del ministro, quien había hecho del diálogo y la cooperación con los distintos actores del cuerpo social, su sello distintivo para enfrentar la actual crisis. Y quería diferenciarse de Mañalich por ser “políticamente correcto”. Ese mismo ministro, repentinamente, cambió de tono y ante todo el país exhortó, con dureza, “a la máxima autoridad sanitaria de Magallanes que depende de este ministerio, a cumplir con sus obligaciones para mejorar las cifras de contagio”. Todos, salvo él, entendimos que se refería a la seremi de Salud, Mariela Rojas, quien renunció con el mismo tono destemplado, recriminándole que hasta entonces, nunca le había dado señal alguna de disconformidad con su gestión y calificando, también en público, su actuar como irresponsable. Incluso lo acusó de ni siquiera comunicarse con ella.

Juzgue usted estas cifras que no mienten: en abril pasado, peor momento de Magallanes en primera ola (administración Mañalich) se registraron 663 casos; en agosto (administración Paris) hubo más de 1.450;

Ayer hubo 233 nuevos contagios llegando a 7.703 casos totales, hay 1.421 casos activos y hubo otros cinco fallecidos. En la gestión de Paris en las últimas semanas hemos tenido 15 días con más de 200 contagios, durante la primera ola solo tres veces superamos los 50 casos diarios.

En los últimos 29 días se han aeroevacuado desde Magallanes hacia otras zonas del país a 33 personas.

Más de 1.300 casos se han diagnosticado en la última semana, además, la positividad de Magallanes ha sido la más alta del país durante varios días.

En tanto, hay tres funcionarios de salud del Hospital Clínico conectados a soporte ventilatorio.

Magallanes reportó el jueves la cifra de contagios más alta desde el inicio de la pandemia (282 casos), además de tener la evolución más alta de casos confirmados por 100 mil habitantes en un promedio móvil de 7 días.

Lo que vive Magallanes es la situación más crítica del país en estos seis meses de pandemia, incluso superando el peor momento de la Región Metropolitana.

Hay más de 160 funcionarios de la salud en cuarentena por ser casos positivos o contactos estrechos y 3 profesionales en Unidad de Pacientes Críticos conectados a ventilación mecánica.

La ocupación de camas UCI solo en el Hospital Clínico es de 79,17% con 19 camas ocupadas de 24, trece pacientes son positivos a Coronavirus, se trata de la cifra más alta de ocupación desde el 14 de septiembre, cuando se reportó la misma cifra. La ocupación de camas UCI en la región (hospitales y clínicas) es de 76,4%.

Por eso se viene nuevamente a la cabeza de muchos que hace un mes visitó Magallanes Enrique Paris y las cifras no han bajado nada. Además, desde el Ministerio de Salud se autorizó la medida de restricción vehicular impuesta hace tres semanas y no sirvió de nada. Por ello la recientemente nombrada intendenta de Magallanes, Jennifer Rojas, suprimió la medida a partir de mañana.

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios