3 de diciembre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net

Avenida España #959
61 2 292900

Súmate a nuestras redes sociales

Ediciones Anteriores

Buscador de noticias

RECIBE GRATIS

Diario El Pingüino todos los días donde quieras.
Portada de hoy
En el barrio 18 de Septiembre

Almacenera de 73 años salvó ilesa de asalto con cuchillo perpetrado por un adolescente y un adulto

tribunales
20/11/2020 a las 09:00
Roberto Martinez
5688

El menor de iniciales D.E.F.A. y David Mella Vidal llegaron hasta el negocio y le solicitaron a la víctima el precio de una bebida, momento en que la intimidaron con el arma, exigiéndole el dinero recaudado. Sólo el adulto fue encarcelado, quien coincidentemente, había sido el compañero de curso de un sobrino de la afectada.

Un gran susto se llevó la señora María Talma Calisto, de 73 años, propietaria de un almacén familiar emplazado en calle Primera Junta de Gobierno, en pleno barrio 18 de Septiembre. Pocos minutos le quedaban para cerrar su negocio, y a eso de las 22 horas del miércoles, ingresaron quienes supuestamente serían los últimos clientes. Dos jóvenes con mascarillas y gorros, de los cuales uno de ellos era menor de edad.

Fue entonces que el sujeto adulto le preguntó a la vendedora el precio de una bebida, momento que fue aprovechado por el adolescente, quien extrajo desde sus vestimentas un cuchillo con el cual intimidó a la víctima, y le señaló textualmente “esto es un asalto, entrégame toda la plata que tengas”.

“Yo le dije que estaban de chistosos, porque pensé que era un chico que es vecino que vive cerca, pero me dijo: ‘No señora, si yo la vengo a asaltar, usted me entrega la plata y listo y ahí me mostró el cuchillo’”, manifestó la mujer afectada, quien en sus más de diez años como comerciante en dicho almacén, nunca había vivido una situación similar.

No obstante, en ese momento, la locataria se mantuvo tranquila, explicándole a ambos antisociales que ella no mantenía dinero.

“En eso yo me corrí para atrás y llamé a mi hijo, pero cuando escucharon que yo llamé a una persona, salieron y ni los vi, sólo pasaron a sacar una bebida y se fueron”, relató la víctima, indicando que un testigo que a esa hora andaba en bicicleta se percató de lo sucedido, y siguió a uno de los sujetos.

Oportuna fue la presencia de uno de los hijos de la señora María, quien al constatar lo que estaba ocurriendo, y ver que el asaltante adulto escapaba del lugar, salió en su persecución, contactándose al mismo tiempo con personal de Carabineros. De esta forma, a los pocos minutos se pudo concretar la detención del menor de edad, en la esquina de las calles Valentín Vidal con Eusebio Lillo. En tanto, el otro individuo, fue arrestado en su domicilio, pasada la medianoche, tras ser sindicado por algunos testigos.

“No sentí miedo, no sé qué me pasó, pero pensé que era algún niño que se venía haciendo el chistoso, porque me conocen acá hace tantos años. No me dio miedo para nada, porque sino me hubiera puesto a gritar. Pareciera que ellos tampoco vinieran con malas intenciones, porque si así fuera me mandan con el tremendo cuchillo”, detalló.

 

Formalización

Debido a lo anterior, los jóvenes identificados como David Fernando Mella Vidal, de 18 años, y el adolescente de iniciales D.E.F.A., de 16 años, debieron comparecer como imputados durante la tarde de este jueves desde las dependencias de la Primera Comisaría de Carabineros, siendo formalizados por el fiscal Manuel Soto, quien formuló cargos por los delitos de robo con intimidación e infracción a las normas sanitarias.

Por este motivo solicitó que ambos quedaran privados de libertad. El primero, en la cárcel de Punta Arenas y el adolescente con la medida de internación provisoria en el Centro de Justicia Juvenil.

Para justificar lo anterior, el persecutor exhibió las declaraciones que prestaron las víctimas, entre ellas la del hijo de la almacenera afectada, quien relató que “salí en persecución rápidamente, no perdiéndolo de vista en ningún momento, logrando darle alcance a uno de los individuos en la intersección del pasaje Valentín Vidal con calle Eusebio Lillo, donde hubo un forcejeo a fin de efectuar su reducción, ya que éste sostenía un cuchillo y la botella de bebida Fanta sustraída anteriormente del local comercial de mi madre”.

 

Fue compañero de curso

Cabe indicar que el hijo de la víctima identificaba parcialmente a Mella Vidal, a quien alcanzó a ver el rostro durante la persecución, ya que éste había sido compañero de curso de su sobrino cuando estaban en el colegio, y al revisar un cuadro de foto que mantenía de recuerdo, pudo obtener el nombre completo y también la dirección de su domicilio, localizado en la población Nelda Panicucci.

Al momento de ser detenido e ingresado al calabozo de la patrulla policial, Mella Vidal le recriminó al menor de edad, manifestándole: “eres un maricón por haberme sapeado y echarme al agua (sic)”, sin saber que dicho imputado no había revelado la dirección de su casa.

El fiscal recalcó que ambos imputados registran antecedentes delictuales, habiendo sido condenado el menor también por un robo con intimidación, en septiembre de 2018, pena que cumplió hace un mes. Ese mismo año, fue sentenciado por un delito de lesiones menos graves, mientras que el año pasado fue declarado culpable por un ilícito de amenazas.

En tanto, el adulto fue sentenciado hace dos años por los delitos de robo en lugar no habitado y daños simples.

 

Cárcel sólo para el adulto

A lo anterior se opusieron los abogados Juan José Arcos y Richard Maldonado, basándose éste último en un criterio de proporcionalidad, ya que su representado adolescente que ha sido condenado por un delito similar puede acceder a tres sanciones distintas, que son el régimen cerrado, semicerrado o libertad vigilada asistida especial.

“En este caso, mi representado nunca había sido condenado a ninguna de estas sanciones, por lo tanto dos de esas tres son en libertad, y la internación provisoria que sería privarlo por completo en la cárcel sería desproporcionado, considerando que podría imponérsele una sanción menos intensa. En materia de adolescentes, la privación de libertad debe ser utilizada como último recurso, de manera excepcional y por el periodo más breve que proceda”, explicó el defensor Maldonado.

Tras un extenso debate, el magistrado Cristian Armijo, determinó encarcelar a Mella Vidal, mientras que al menor le impuso el arresto domiciliario total, el arraigo regional y la prohibición de acercarse a la víctima.

Pese a ello, el fiscal Soto apeló verbalmente, con el fin de que D.E.F.A fuese también encerrado, sin embargo, su defensa recalcó que este recurso sería improcedente en menores de edad, y se desconoce si el persecutor recurrirá ante la Corte de Apelaciones, de manera escrita por esta solicitud.

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios