2 de marzo de 2021
El tiempo - Tutiempo.net

Avenida España #959
61 2 292900

Súmate a nuestras redes sociales

Ediciones Anteriores

Buscador de noticias

RECIBE GRATIS

Diario El Pingüino todos los días donde quieras.
Portada de hoy
Chilevisión dio a conocer el caso en su matinal

Familia exige justicia: Se querellan por muerte de Amanda Rojas en Valparaíso

policial
16/01/2021 a las 09:10
Pinguino Web 1
3722

A más de dos años del fallecimiento de la joven magallánica, esperan que se inicie la investigación como corresponde, repudiando totalmente la teoría del suicidio entregada por la PDI.

“Estamos frente a un relato conmovedor, cruel e injusto”. Con esas palabras partía el conductor de televisión Carlos Pinto, en el Matinal de Chilevisión la mañana de ayer, refiriéndose al caso de la joven magallánica Amanda Rojas, quien falleció mientras estudiaba en el norte del país.

Lorena Riquelme, madre de Amanda Rojas, participó en el programa presentado la mañana de ayer, donde se refirió a lo que ocurrió con su hija, en el segmento “en busca de la verdad”.

“Amanda siempre fue una niña como bien inquieta, curiosa, despierta, alharaca, extrovertida, amistosa, su pieza era su desorden, su problema”. Así, inició su participación en el programa, donde se abordarían temas sobre el enigmático caso de su hija.

Amanda es una joven cuya muerte es un verdadero enigma. Sus más cercanos aseguran que ella no se suicidó, como señala el expediente policial entregado a la Fiscalía, sino que habría sido asesinada en su departamento en la V Región.

“Cuando salió del colegio se tomó un año sabático, donde aprovechó de hacerse una operación, ordenar sus ideas, la verdad que yo como mamá, no tenía la intención de que ella estudiara teatro, estaba bien quizás para un hobby, quería que sea independiente, que no le pida plata a nadie, ese error que muchas veces cometemos los papás”, recordó su madre en el inicio del programa.

Agrega que “ese año se hizo una operación, se sintió mejor. Empezó a cambiar sus gustos y tenía las aptitudes para estudiar relaciones públicas. Así que ahí decidió estudiar esta carrera. Durante el per+iodo que ella estudió allá vivió con una amiga, y compartían el departamento, luego como al tercer año cuando estaba estudiando allá compramos un departamento en Placeres. Ella lo alcanzó a disfrutar, estaba feliz, un departamento bonito, con vista al mar, con servicios interesantes”.

Con respecto a las aspiraciones de Amanda, ella quería trabajar en la V Región, no quería volver a Punta Arenas, según lo expresado su madre, debiendo retornar a la Región de Magallanes, al haber postulado a muchos trabajos, sin que tenga respuesta.

“Estaba buscando trabajo, lo que no encontró, en Santiago, porque hizo su práctica allá, luego en Viña, ella quería estar allá, porque Punta Arenas no estaba en sus planes, no quería venirse”, indicó.

En Punta Arenas, se encontró con el que fue su pareja por un tiempo, a quien apuntan los dardos sobre la posible autoría de este episodio.

“La vez que lo conocí, la oportunidad que ella lo trajo acá, tuve esa sensación que sale de la guata de las mamás. Yo dije: “este cabro algo tiene que no me gusta”, y le dije a Amanda que no lo traiga más para acá”.

De ahí llegó el cinco de septiembre de 2018, día en que Amanda fue vista con vida por última vez, cuando entró al departamento que había comprado su familia, en compañía de un sujeto, lo que quedó registrado en las cámaras de vigilancia, no pudiendo desde ese día tomar contacto con ella.

“Me dice “no podemos ubicar a la Amanda”. Yo le digo “tampoco me ha contestado el teléfono, es un poco raro que no conteste”. Eran días bonitos, hacía calor allá y ella me dice que quizás se fueron de paseo, porque hacía calor allá. El viernes en la mañana, sigue sin contestar, sigue sin dar señales de vida. Nos preocupamos. Mi amiga de toda la vida fue a la casa de las mejores amigas de Amanda. Esa amiga no estaba, se había ido a Santiago. Por ende, Amanda no estaba en ese lugar”, declaró la madre a Chilevisión.

Mónica Rojas, amiga de la madre, y quien fue por mucho tiempo cercana a Amanda, relató al matinal como fue que encontró a la joven en su departamento.

“La mamá de Amanda me consigue que la corredora de propiedades me vaya a dejar las llaves. Voy el viernes en la mañana, al Departamento. Esperé las llaves. Mientras espero, le pido al conserje que hiciera hacer la revisión completa, vemos a Amanda con una persona, luego ella sale a comprar, regresa al departamento y ella de ahí no sale más. Sigo revisando las cámaras, y sale la persona sola”. Agrega que “abro la puerta del dormitorio, no la encuentro, abro un segundo dormitorio y estaba fallecida, ahora te puedo hablar del tema porque han pasado dos años, pero sin duda ha sido uno de los momentos dolorosos de mi vida, estaba con un cuchillo en su mano, trato de llamar a Carabineros, llamo a una buena amiga mía, que es abogado, y me dice que esté tranquila que irá a ayudarme. En ese momento, estuve mucho rato sola con Amanda. Carabineros no llegaba, era porque había otro procedimiento en la misma calle, y nosotros llamábamos y nos decían que ya estaban ahí. Yo estuve sola ahí, mi amiga llegó a ayudarme, en ese rato nos empiezan a decir que hay algo raro, algo extraño. No encontramos su billetera, no estaba. Su computador no estaba. Había vasos rotos dentro de la habitación, como que hubiese habido un altercado. Entre que yo llego y llega Carabineros pasó una hora y media. A las dos horas después, llegó el SAMU, y la PDI llega en la tarde, pasadas las 5 de la tarde y esto comenzó a la una”.

Lorena Riquelme, continuó, señalando que “cuando vi la cámara, dije “esto está mal, esto no está bien, el tipo sale, se pone la capucha de su polerón, mira para todos lados y se va”.

Recordó que “el momento más incierto, más tormentoso, más complicado, un momento que en realidad te abordan una serie de emociones, no sabes si llorar, gritar, romper las cosas, golpearte, quedas en shock. En ese momento, parecía que tu cuerpo y tu mente se había separado, tu espíritu está en otro lugar”.

La PDI le comunicó a la familia que Amanda se habría quitado la vida, lo que la familia no podía creer, pues la joven presentaba cinco estocadas mortales en su cuerpo, hecho que generó las dudas, además de una serie de evidencia, que apuntaría que lo de Amanda no fue un suicidio, sino que un hecho causado por terceros, lo que los llevó a presentar una querella, la que es patrocinada por el abogado Víctor Demaría, quien manifiesta que los antecedentes son engorrosos, y que no apuntarían a un suicidio, sino que un hecho regido por terceros.

“La Fiscalía en un inicio tomó la tesis de suicidio, sin tener un antecedente serio, sin ninguna evidencia incriminatoria. Transitaron dos fiscales en ese caso, y dilataron mucho la realización de diligencias. Este joven se va, declara el 8 de diciembre, al día siguiente comienza declarando. Le dejan un mensaje, que debe presentarse en la PDI de Viña del Mar, porque encontraron a Amanda fallecida, y luego de ese mensaje, él aparece declarando en Lautaro. Su ropa no fue periciada, su mochila no fue periciada, no se le tomaron huellas, no se confrontó su versión, pasaron casi dos años para que este joven sea interrogado, sobre las lesiones, que tenía la víctima, eso es impresentable”, indicó el profesional.

Dentro de las pericias, existe una que es clara, donde, según indicó el profesional, la pericia “concluye que en el mango existe material genético atribuible a una persona de sexo masculino compatible con la identidad del imputado, y ésa es la conclusión que hace la perito, en base a porcentajes y existe bastante incertidumbre respecto de la manipulación del cuchillo por parte del imputado”.

La declaración de Claudio, dada el 26 de octubre del 2020, es contradictoria a juicio de la familia, donde además de todo, asume que le robó las pertenencias a Amanda el día que habrían ocurrido los hechos, lo que queda demostrado en las cámaras de vigilancia, y en el registro de la tarjeta de la joven, donde se realizan compras posteriores.

“A su consulta, yo ocupé las tarjetas de Amanda. Saqué sus pertenencias, su celular, su computador y su billetera. Yo las saqué del mesón del comedor, luego de que Amanda ya se había pegado con el cuchillo, cuando estaba tendida en la cama. Esas cosas las boté en la Estación Barón, por las rocas, cuando iba camino a casa de mi mamá, en la tarde y ahí hice un giro en un cajero automático y boté las cosas”, según lo revelado del expediente.

En otra parte de su declaración, responde que “ahora que se me menciona, también hice una compra en una tienda, que no recordaba. A su consulta también hice un giro en otro cajero, que no me acordaba. A su consulta, también hice una compra en otras tiendas. En cuanto a una compra en un Mc Donald, de eso no me acuerdo”.

Sobre las huellas en el cuello, el sujeto manifiesta que “después que pasó eso (cuando él señala que Amanda se autoinfirió las heridas) no toqué el cuchillo, no sé si lo toqué antes para abrir las cervezas tal vez, no estoy seguro”.

Pablo Avendaño, de la Fiscalía de Valparaíso indicó que “estamos a la espera de las últimas diligencias decretadas, encargadas a la PDI. Se ha realizado un sinnúmero de diligencias, toma de declaración de testigos, toma pericial, entre otras, además de las que ha encargado la parte querellante”.

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios