ezgif-6-d7f14afee772.gif
7 de diciembre de 2021
El tiempo - Tutiempo.net

Avenida España #959
61 2 292900

Súmate a nuestras redes sociales

Ediciones Anteriores

Buscador de noticias

RECIBE GRATIS

Diario El Pingüino todos los días donde quieras.
Lo último de nuestras redes sociales
Columna de opinión

Los debates de la vergüenza… De no creer…

opinion
24/10/2021 a las 10:43
Pablo Oyarzo
819

Luis Legaza, Profesor

Como profesor aprendí con el tiempo (¡qué mejor maestro que la experiencia!), que a los alumnos hay que hacerlo pensar, enfrentar su realidad, tener una mirada analítica (eso del Juicio Crítico en los trabajos del recordado Padre Muñoz marcó a generaciones y generaciones y ¡cuánta razón tenía!). El contenido en sí mismo, si no te conlleva a una habilidad, no sirve de nada (un error más que común que cometemos en educación), el contenido debe orientarte a habilidades superiores: pensar, analizar, cuestionar, indagar, ir más allá, llevarte al cuestionamiento, al por qué, para qué, si no es así, nos quedamos en la simple instrucción y en el ¿aprendizaje? De lo vacío, de lo insustancial, de lo que te piden o exigen los ¿mentores? del Ministerio de Educación. Cuando se habla, se expone, se analiza en paneles de expertos y cuanto debate exista acerca de la crisis en la educación chilena, es un denominador común que la educación es mala, que antes era mejor, que “todo tiempo pasado fue mejor” y caemos en una generalización más que apresurada. En los debates vimos antiguas miradas y nuevas y, salvo rarezas y tratando de ser lo más gentil posible, asistimos a la vergonzosa constatación que entre la educación pública (tan menospreciada) y la particular (exageradamente ensalzada), no existe tanta diferencia. Los participantes eran reflejo de ambas situaciones y todos demostraron el atroz fracaso de los procesos educativos: en vez de razones, descalificaciones; en vez de argumentos, ataques personales; en vez de ideas, “palmazos”, en vez de contraponer pensamientos, contraponían situaciones personales: “tú eres feo, no tú eres más feo”, “tú ocultas dinero, tú consumes drogas”, “tú eres inconsecuente, no tú lo eres más”, “yo he trabajado, tú nunca”, “mi mamá me da manjar Colún tu mamá no” …en fin, disculpen la ironía, pero fue una vergüenza mayúscula, la escasez de razones, la ausencia de argumentos, dio paso a las descalificaciones, a las designaciones peyorativas y cuando ya no quedaba nada que decir, el ataque personal, la rabia incontenible, esa pésima costumbre de creer que todo el que piensa distinto a mí es un enemigo, esa peor costumbre de creerse superior al otro por ideologías, supremacías extremas, esa horrible condición que se arrojan y arrogan algunos de ser los poseedores de la verdad, los que bajan desde el monte con las Tablas de la Ley y que ellos y solo ellos son los llamados, elegidos, para solucionar nuestras vidas y que todo lo anterior no sirve de nada, los portavoces del año cero y ¿saben qué?, no necesitamos mesías, elegidos, necesitamos y nos urge un mandatario (a) que nos presente una visión de país con propuestas sólidas que signifiquen progreso, un mandatario (a) que gobierne para todos, que no mienta (sobre todo que no mienta), que defina posiciones y no que ande “un día sí, otro no”, personas que muestren autenticidad y que no se anden disfrazando para la ocasión para aparecer como “el mejor compañero de curso”, en fin lo que arrojó el debate es más que vergonzoso y más que preocupante porque (a falta de liderazgos de verdad), uno de ellos nos va a gobernar… Otra cosa: ni la vejez ni la juventud son una virtud en sí mismas, nadie representa mejor ni peor al país ni mucho menos las demandas sociales que (todos ustedes y sus sectores sin distingo alguno), no han sabido ni querido resolver. Hasta en debates de elecciones de Centro de Alumnos he sido testigo de mejor nivel y calidad. No estamos eligiendo al presidente de curso: por favor eleven el nivel y si no son capaces, por favor no nos hagan más daño con sus promesas extremas, separatistas e inconsecuentes. No me canso de repetirlo: no nos merecemos esto, nuestro país no se merece esto. Para todos, como siempre, un abrazo.

P.D.: menos para los ciegos que andan buscando ganadores en debates que son una vergüenza nacional.

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios


Publicidad