ezgif-6-d7f14afee772.gif
28 de noviembre de 2021
El tiempo - Tutiempo.net

Avenida España #959
61 2 292900

Súmate a nuestras redes sociales

Ediciones Anteriores

Buscador de noticias

RECIBE GRATIS

Diario El Pingüino todos los días donde quieras.
Lo último de nuestras redes sociales
Por apremios ilegítimos

Se querellan por soldador que sufrió infarto cerebral tras detención

tribunales
24/11/2021 a las 18:02
Pinguino Web 1
2499

La acción judicial señala que un funcionario de Carabineros habría puesto su rodilla sobre su cuello y después lo arrojaron al patrullero. Hoy está postrado, se comunica por monosílabos y tiene el lado derecho inmovilizado.

Ayer se interpuso una querella criminal por una supuesta agresión sufrida por Claudio Chávez Barría por parte de un funcionario Carabineros. El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) se querelló en contra de quienes resulten responsables de una golpiza que lo dejó con un infarto cerebral y el lado derecho de su cuerpo paralizado.


Los hechos ocurrieron en la madrugada del 2 de octubre pasado. La víctima compartía un asado junto a su familia hasta que llegaron dos patrullas policiales.

Según la querella, carabineros habrían ingresado violentamente al domicilio para detenerlo. Lo habrían agarrado del cuello e intentado ahorcar. Después lo arrojaron al piso y uno de los efectivos colocó el pie sobre su cuello.

La madre de Claudio Chávez –que se moviliza con un bastón– intentó intervenir, pero la empujaron hacia una reja y se golpeó la cabeza. Su hijo adolescente también trató de socorrerlo y recibió contusiones que fueron constatadas en el hospital.

“Cuando yo llegué, el ‘paco’ le tenía puesta la rodilla en el cuello. Mi hijo no respiraba. Yo le dije ‘saca tu rodilla, desgraciado, lo estás asfixiando’. Ahí le sacó la rodilla del cuello, lo pescaron del buzo y el polerón y lo tiraron como quien tira un saco de papas al patrullero”, cuenta la madre de Claudio, Bernardita Barría.

Claudio perdió el conocimiento mientras iba en el carro policial. Tuvieron que trasladarlo al Hospital Clínico de Magallanes, donde sufrió un infarto cerebral.

Hoy se encuentra completamente paralizado del lado derecho y solo se comunica a través de monosílabos. Tiene una capacidad de deglución limitada y debe permanecer postrado. Según la querella, su pronóstico es incierto.

“Mi hijo era el único que trabajaba para la casa, yo tengo 67 años y vivo de una pensión”, dice Bernardita Barría. “Ahora tengo que moverme con él para vestirlo, para lavarlo”, agrega.

De acuerdo con la acción legal, el procedimiento se origina por un altercado con el régimen de visitas. El INDH acusa que el grupo familiar fue víctima de apremios ilegítimos y solicita que la querella se remita al Ministerio Público.

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios


Publicidad