ezgif-6-d7f14afee772.gif
6 de octubre de 2022
El tiempo - Tutiempo.net

Avenida España #959
61 2 292900

Súmate a nuestras redes sociales

Ediciones Anteriores

Buscador de noticias

RECIBE GRATIS

Diario El Pingüino todos los días donde quieras.
Lo último de nuestras redes sociales
Columna de opinión

Quien vota distinto no es tu enemigo

opinion
17/08/2022 a las 14:34
Pablo Oyarzo
835

Germán Flores Mora, Periodista Licenciado en Comunicación Social

Cuando hablamos de democracia, tenemos que decir que la entendemos como la forma de gobierno del Estado donde el poder es ejercido por el pueblo, mediante mecanismos legítimos de participación en la toma de decisiones políticas. El término democracia es extensivo a las comunidades o grupos organizados donde todos los individuos tienen el derecho de participar en la toma de decisiones con igualdad ante la ley.

El mecanismo fundamental de participación de la ciudadanía es el sufragio universal, libre y secreto, a través del cual se elige a los representantes para un período determinado, o, en otros casos, en procesos de participación de los ciudadanos, que con su voto son quienes ejercen un derecho.

Precisamente es lo que viviremos el 4 de septiembre, en donde estamos convocado a participar en el plebiscito de salida, oportunidad en la cual la ciudadanía deberá votar mediante un proceso, libre, democrático, secreto e informado, por una de las dos opciones que estarán en la papeleta, Apruebo o Rechazo.

Sin duda que, a medida que se acerca el día de una elección, como es de costumbre y por la idiosincrasia nuestra, surgen las pasiones, suben los ánimos, las ansias, se instalan discusiones legítimas, surgen los intercambios de opiniones y la postura de cada ciudadano y ciudadana, que, mediante su razonamiento, debe tomar una opción, la cual debe ser respetada, ya que está ejerciendo su herramienta de poder a través de su voto.

En lo personal, me ha tocado ejercer mi voluntad democrática desde enero del año 1978, en aquella convocatoria del miércoles 4 de enero, en donde la dictadura llamó a pronunciarnos mediante una consulta que determinaba la “legitimidad del Gobierno encabezado por el dictador Pinochet”. Desde entonces he participado y he sido testigo de todos los procesos eleccionarios que hemos vivido los chilenos.

Por tal motivo, y centrándome en la experiencia desde el retorno a la democracia con la elección del Presidente Aylwin, me llama la atención y me preocupa el clima de violencia verbal y descalificaciones mutuas que hoy existe en nuestro país en torno al proceso que estamos viviendo con mira el 4 de septiembre próximo, agresividad y comportamiento que se manifiestan por partidarios de ambas opciones, sin distinción.

Claro está que cada uno de nosotros tiene el legítimo y absoluto derecho de defender sus ideas y convicciones, pero eso no nos puede convertir en enemigo o traidor de quien piensa distinto; eso no es democracia, nadie puede imponer su voluntad a la fuerza venga de donde venga, lo chilenos tenemos una penosa experiencia que vivimos durante 17 años de dictadura, en donde, por el hecho de pensar distinto se impuso el poder, mediante tortura, asesinatos y desapariciones.

Por eso a través de esta columna llamamos a cuidar esta democracia que tanto costó recuperarla, muchos hombres y mujeres que ya no están dieron su vida para lograrlo, es el legado que nos dejaron. La libertad de expresión, de conciencia y voluntad ciudadana debe respetarse siempre, en eso consiste la democracia.

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios


Publicidad