31 de enero de 2023
El tiempo - Tutiempo.net

Avenida España #959
61 2 292900

Súmate a nuestras redes sociales

Ediciones Anteriores

Buscador de noticias

RECIBE GRATIS

Diario El Pingüino todos los días donde quieras.
Lo último de nuestras redes sociales
Columna de opinión

Timidez

opinion
24/01/2023 a las 16:43
Pablo Oyarzo
863

Rosa Martínez, Sicóloga

La persona tímida sigue un patrón de pensamiento y conductual característico que les genera estrés y ansiedad frente a situaciones sociales. Este esquema está caracterizado por tres aspectos que son los siguientes:

- Actitud hipervigilante y crítica que los lleva a centrarse solo en los errores que cometen.

- Ideas negativas sobre sí mismo que sustentan una pobre autoestima.

- Preocupación excesiva por su trabajo.

La ansiedad ante las situaciones sociales desencadena una serie de reacciones de tipo biológica como: sequedad en la boca, palpitaciones, temblor en las manos o en la voz, sudoración copiosa y rubor, etc.

Sus efectos también se aprecian en el área cognitiva. Cuando la persona debe enfrentarse a determinados contextos sociales, es común que manifiesten problemas para concentrarse, se olviden las cosas y les resulte difícil darles un orden lógico a sus ideas, ya que debido a la ansiedad su pensamiento se desorganiza.

Hay personas tímidas que logran relacionarse con los demás y tener un desempeño social aceptable. Sin embargo, la timidez se convierte en un problema cuando es extrema, cuando limita las potencialidades y hace sentir mal a la persona. La timidez extrema provoca una inhibición del comportamiento lo cual puede generar un gran sufrimiento emocional.

Algunos motivos de la timidez.

Apego inseguro. Esto ocurre cuando durante la infancia el niño no logra crear lazos afectivos adecuados con sus padres. Cuando los padres se muestran distantes emocionalmente, no pasan mucho tiempo con sus hijos o adoptan un estilo educativo sobreprotector o demasiado exigente pueden estar influyendo, sin quererlo, en que su hijo sea muy tímido.

Experiencias traumáticas. En algunos casos la timidez surge como una respuesta ante determinadas experiencias que fueron vividas de forma traumática. Si la persona ha sido objeto de burlas o humillaciones, es probable que se sienta avergonzada y se encierre en sí misma, como un mecanismo de defensa. Los ambientes familiares, escolares o laborales demasiado estresantes, hostiles y competitivos también pueden ser causa de una excesiva timidez o inhibición.

Falta de autoestima. Una autoestima baja puede causar la timidez. La persona que ha recibido críticas constantes a lo largo de su infancia y adolescencia y que en las comparaciones siempre ha salido mal parada, es probable que no tenga confianza en sus capacidades, que tenga la tendencia a subvalorarse y que desarrolle una personalidad insegura, tímida y temerosa.

Cuando no se logra superar la timidez y llega a ser una timidez extrema, los sentimientos de culpa y vergüenza, unidos a la tristeza y la soledad, se interrelacionan y generan depresión. A pesar de ello, la timidez con ayuda psicológica puede superarse.

El tratamiento psicológico tiene básicamente como objetivo: tratar de eliminar los pensamientos automáticos y negativos que generan la timidez. Además, proporciona los recursos psíquicos para hacer frente a la inhibición.

La timidez es diferente a la fobia social. Esta última se verá con detalle en la próxima columna.

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios


Publicidad