Trabajo conjunto de científicos chilenos y argentinos

Por primera vez en invierno, logran instalar sistema de monitoreo en aguas magallánicas

cronica
31/07/2017 a las 21:00
Pablo Quejer
2673

Situaron dos “anclajes” en el sector de Punta Santa Ana y en la desembocadura de Bahía Yendegaia, en el Canal Beagle.

Por primera vez en condiciones de invierno, científicos nacionales instalaron dos sistemas de monitoreo oceanográficos (anclajes) en el sector de Punta Santa Ana, en el Estrecho de Magallanes, y en la desembocadura de Bahía Yendegaia, en el Canal Beagle, para obtener mediciones del agua continuas en profundidad durante un año.
La maniobra fue realizada por un grupo de 17 investigadores del Centro de Investigación Dinámica de Ecosistemas Marinos de Altas Latitudes (Ideal) de la Universidad Austral de Chile durante su segunda campaña oceanográfica, que se desarrolló entre el 18 y 28 de julio.

En la expedición también participaron investigadores del Instituto Antártico Chileno (Inach), la Universidad de Concepción (UdeC), el Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia (CIEP) y el Centro Austral de Investigaciones Científicas (Cadic) de Argentina.

Los anclajes recolectarán información de la temperatura, salinidad y oxígeno del agua en profundidad. En el caso de Bahía Yendegaia, además, el fondeo está asociado una trampa de sedimento que medirá el flujo de materia particulada durante un año. Gracias a ello, los científicos podrán determinar la variabilidad estacional de las características físicas, químicas y biológicas de las masas de agua de dos áreas de alta relevancia científica en la Región de Magallanes.

Paralelamente, en las cercanías del anclaje de Punta Santa Ana, en cooperación con el Parque del Estrecho de Magallanes, se instaló una estación meteorológica que permitirá establecer la relación entre la atmósfera y lo que sucede en la columna de agua.

El director del Centro Ideal, Humberto González, contó que “llamamos a esta incursión algo histórico, porque las actividades que hicimos, aparte de la recolección de información científica, por primera vez comenzamos la instalación de algunos anclajes, que son estructuras que quedan en el océano por períodos aproximados de un año. Es primera vez que podemos dedicarnos a este tipo de estudios que van a permitir estar más al tanto de lo que es la variabilidad estacional, porque los muestreos son generalmente de corto periodo, por lo tanto se requieren sistemas de monitoreos permanentes”.

Por su parte, el jefe de la expedición, Ricardo Giesecke, manifestó: “Fueron diez días de investigación, prácticamente fue un crucero exitoso, dentro de todo lo difícil que es trabajar en la zona, entre fiordos y canales. Creo que lo bueno de esta expedición es que fue un hito, ya que es la segunda expedición que se hace en invierno y hay muy pocas de estas expediciones que se hacen en esta época, precisamente por las condiciones climáticas”.

Giesecke informó que seguirán haciendo incursiones a fin de monitorear el comportamiento de las aguas australes en diferentes períodos estacionales.


PUBLICIDAD

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios


PUBLICIDAD
Más noticias
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD