El próximo sábado se dará a conocer la sentencia, donde el imputado arriesga hasta 20 años de cárcel

Jueces condenaron a depravado padre que vendaba a su pequeña hija para violarla

tribunales
08/01/2020 a las 08:30
Pinguino Web2
5649

Ayer se entregó el veredicto tras cuatro días de juicio oral, donde los familiares del acusado expresaron su dolor a la salida tras conocer la decisión de culpabilidad.

Luego de cuatro días de juicio oral, ayer los jueces del tribunal de Punta Arenas, entregaron un veredicto condenatorio a un sujeto que fue acusado de violar a su pequeña hija desde que tenía cuatro años.

Los jueces Guillermo Cádiz Vatcky, Jovita Soto Maldonado y Luis Álvarez Valdés, tras escuchar los alegatos entre las partes, entregaron un veredicto condenatorio en contra de R.A.G., como autor del delito de violación impropia reiterada. “Para arribar a la decisión, el tribunal ha tenido en consideración el mérito de la prueba testimonial, documental y pericial incorporada por el Ministerio Público y a la que adhirió la parte querellante y acusadora particular, elementos de convicción que han sido de una entidad suficiente para tener por acreditada la existencia del ilícito en carácter de reiterado aludido precedentemente, como asimismo la participación culpable y penada por la ley por parte del acusado”, indica el fallo, el cual además alude a que se acogió la agravante de parentesco.

En representación de la víctima, a cargo de la abogada Claudia Guerrero del programa de Representación Jurídica, organismo colaborador del Sename y querellante, señaló que “el tribunal arribó a un veredicto condenatorio, encontrando culpable al imputado de los hechos que se le acusaron por parte del Ministerio Público y de esta parte querellante. Esta condena es por violación impropia y reiterado, ante lo cual la expectativa de pena se acerca a lo que pide la Fiscalía y la parte querellante. El testimonio de la niña fue corroborado por prueba científica con examen sexológico por peritos expertos”.

Otra de las circunstancias de credibilidad de los hechos comentó la querellante, es que mientras el acusado se encontraba viviendo en Quilpué, fue denunciado por un hecho similar. “Durante el juicio se entregaron antecedentes ajenas y que la víctima no tendría por qué conocer una denuncia en otra ciudad, donde se denunció al condenado por delito de similar característica utilizando la misma forma de cometer la agresión sexual. Fue la Policía de Investigaciones que encontró estos antecedentes mientras intentaban ubicar al imputado, esto fue lo que se expuso en el juicio, que el acusado también habría vendado los ojos de su otra víctima en la otra ciudad para cometer una agresión sexual”.

La acusación del fiscal Fernando Dobson da cuenta que los hechos se habrían originado entre los años 2010 y 2012, mientras la víctima visitaba a su padre biológico, el imputado, quien residía en esa época en Punta Arenas, la procedió a violar.

El primer hecho investigado por la Fiscalía y la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales de la PDI, da cuenta que ocurrió cuando todos dormían, y el padre le dijo a su hija que tenía que llevarla al living porque había ensuciado la cama. En esos momentos le bajó la ropa y la violó.

En otra ocasión, mientras que la víctima visitaba a su padre biológico, nuevamente la atacó sexualmente, obligándola a realizarle sexo oral tras vendarle los ojos. Tras ello, en otro domicilio que compartía con su nueva pareja, le ordenó a la niña irse a acostar temprano. Ahí fue que la acompañó al dormitorio y abusó de ella. Un cuarto hecho se concretó cuando la niña visitó a su padre en la casa de su abuela paterna y el imputado nuevamente le vendó los ojos, y le obligó a realizarle sexo oral.


PUBLICIDAD

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios


Más noticias
NOTICIA SIGUIENTE » Clúster turístico magallánico