26 de octubre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net

Avenida España #959
61 2 292900

Súmate a nuestras redes sociales

Ediciones Anteriores

Buscador de noticias

RECIBE GRATIS

Diario El Pingüino todos los días donde quieras.
Portada de hoy
Interpuso una querella

Vecina de Puerto Williams pide que se investigue eventual negligencia médica tras perder el 60 por ciento de su audición

tribunales
17/10/2020 a las 15:07
Pinguino Web2
1581

La víctima de este caso, Carolina Cárdenas Astorga, acusó que su condición actual se debe a la falta de servicio y lo tardío de la derivación por parte del recinto médico de la capital Antártica hasta el principal establecimiento asistencial de Magallanes.

Por un cuasidelito de negligencia médica, una vecina de Puerto Williams interpuso ante el Juzgado de Garantía de dicha ciudad una querella criminal contra quienes resulten responsables, luego de que sufriera la pérdida de un 60 por ciento de su audición tras una demora en las comunicaciones entre el Hospital Comunitario Cristina Calderón y los especialistas del Hospital Clínico de Magallanes.

Según se extrae del documento, la mañana del pasado 5 de agosto, la paciente identificada como Carolina La Paz Cárdenas Astorga despertó con una incomodidad en su oído derecho, sin poder escuchar nada, por lo cual se dirigió hasta el recinto asistencial de la capital de la Provincia Antártica, donde le recetaron unas pastillas para aliviar el dolor y mejorar la audición, lo que no habría surtido efecto. De esta forma, la mujer concurrió por segunda vez, donde nuevamente le indicaron que debía ingerir otros medicamentos.

Con la persistencia del dolor y sin percibir mejoría alguna, llegó por tercera vez hasta el hospital, donde el diagnóstico esta vez fue de otitis aguda, y se sugirió por parte del equipo facultativo que la atendió, que debía trasladarse hasta el Hospital Clínico de Magallanes, ante la incertidumbre de que el padecimiento fuera otro.

Cerca de un mes tuvo que esperar Carolina, para recién en el pasado mes de septiembre poder llegar hasta la capital regional, donde fue atendida por un especialista, y tras someterse a diversos exámenes, se le diagnosticó sordera súbita.

 

Perdió el 60% de audición

Para peor, el médico que la trató le dijo que no tenía que haber esperado tanto tiempo ya que aquello le perjudicó aún más los problemas de audición, indicándole que perdió cerca del 60 por ciento de su capacidad para oír.

“Ella se presentó oportunamente a pedir un tratamiento auditivo, tras notar que tenía molestias en su oído. Acá no se efectuaron los trámites que correspondían en su oportunidad para haberla derivado a un especialista o haber efectuado algún tipo de consulta mediante el sistema de telemedicina o por otro medio. Esta demora en el traslado en la evacuación de ella significó de que tuviera una pérdida importante de su audición, que hoy día llega al 60 por ciento, y esto lamentablemente es irrecuperable”, manifestó el abogado patrocinante Juan José Arcos.

Actualmente, la vecina de 34 años está en tratamiento de manera particular, debiendo pagar todo lo que aquello significa, acusando que su condición se debe a la falta de servicio y lo tardío de la derivación por parte del Hospital de Puerto Williams.

 

Diligencias que se piden

En la acción penal se pide que se dé una orden amplia de investigación a la Policía de Investigaciones (PDI), además de que se cite a declarar la víctima de los hechos como querellante. También, que se oficie al Hospital Comunitario de Puerto Williams Cristina Calderón y al Hospital Clínico de Magallanes, a fin de que ambos nosocomios remitan al Ministerio Público las respectivas fichas clínicas de la paciente. Asimismo se pidió que se ordene al Departamento de Negligencias Médicas del Servicio Médico Legal, la realización de un peritaje a fin de establecer si ha habido infracción a la lex Artis, y finalmente que se realice por parte de este organismo un peritaje sobre las secuelas que tendrá la víctima.

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios