3 de diciembre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net

Avenida España #959
61 2 292900

Súmate a nuestras redes sociales

Ediciones Anteriores

Buscador de noticias

RECIBE GRATIS

Diario El Pingüino todos los días donde quieras.
Portada de hoy
En tan solo 22 días desde que ocurrió el hecho

Los detalles de la investigación policial que terminó con tres jóvenes detenidos por asaltar a repartidor y robarle su auto

tribunales
18/11/2020 a las 13:24
Pinguino Web2
4572

A la cárcel fueron enviados Matías Melgarejo y Francisco Tapia, el primero por agredir y dejar con lesiones graves a la víctima, mientras que el segundo por sustraerle su vehículo. Para el tercer imputado, Eric Oyarzo, quien habría presenciado el hecho, el juez desestimó la prisión, pero la Fiscalía apeló, y la Corte será la que resuelva.

Exitosos fueron los resultados de las pesquisas que efectuó personal de la Sección de Investigación Policial (Sip) de Carabineros, quienes en 22 días lograron dar con el paradero de tres jóvenes que estuvieron involucrados en un violento asalto, donde uno de ellos agredió a un repartidor delivery dejándolo con graves lesiones, mientras que otro le sustrajo su vehículo, huyendo todos del lugar.

Pasadas las 15,30 horas de ayer, el fiscal Felipe Aguirre formalizó a los tres sujetos, en una audiencia que se prolongó por más de cuatro horas, detallando que el hecho principal se remonta a aproximadamente las 22,40 horas del 26 de octubre pasado, cuando previamente se había producido un altercado entre la víctima de iniciales E.G.S., quien conducía un automóvil marca Chevrolet Sail, efectuando labores de delivery a un cliente en Barranco Amarillo, con los imputados identificados como Francisco Javier Tapia Benavides, Matías Nicolás Melgarejo González Y Eric Exequiel Oyarzo Caipillán, quienes se desplazaban a bordo de otro vehículo.

 

¿Cómo surgió el conflicto?

El conflicto surgió cuando el conductor de este último móvil, que se desplazaba por Avenida Frei, a la altura con calle Rómulo Correa, comenzó a efectuar maniobras de zigzag y de frenado repentino, provocativas hacia el ofendido. Es así que ambos vehículos ingresaron al pasaje Martín Gusinde, lugar donde la víctima descendió del móvil marca Chevrolet Spark, siendo interceptado por los sujetos con el fin de sustraerle especies.

Habría sido Melgarejo quien agredió al conductor con violentos golpes de pie y puño, azotándolo contra el pavimento, para seguir acometiendo en su contra, mientras los otros dos presenciaban el hecho. Sin embargo, Tapia ingresó al auto del afectado con la finalidad de robarlo, siendo alentado por Melgarejo quien le gritó: “róbale el auto y la plata”. Esto intentó ser evitado por su propietario, quien fue arrastrado por algunos metros, logrando Tapia darse a la fuga.

Al constatar lo anterior, el repartidor pretendió impedir el escape de los otros dos jóvenes interponiéndose en el trayecto, sin embargo, el móvil se alejó del lugar con una maniobra de retroceso. El referido vehículo fue abandonado en Avenida Circunvalación, apropiándose previamente los antisociales del dinero y del celular de la víctima.

A consecuencia de lo anterior, la persona atacada resultó con lesiones graves, consistentes en una fractura nasal, la pérdida de piezas dentales y una herida en la rodilla.

 

Fiscal pidió cárcel

Por el delito de robo con violencia calificado, y considerar que la libertad de los tres individuos constituye un peligro para la seguridad de la sociedad, además de que existiría un riesgo de fuga, el persecutor pidió el encarcelamiento de los imputados, proporcionando múltiples antecedentes para justificar su propuesta.

En primer lugar, se dio cuenta del testimonio de un testigo que ayudó al afectado, además de las pericias que se efectuaron en el auto robado. Tras tomar conocimiento de lo ocurrido, personal de Carabineros entrevistó a la víctima, quien narró los hechos detallando que los imputados comenzaron a insultarlo, a hacerle gestos obscenos y lo escupieron.

“Este vehículo en todo momento zigzagueaba delante de mí, con claras intenciones de chocarme. Ellos entraron a un pasaje y yo los seguí para tratar de grabarlos o sacarles una foto, pero cuando me bajo de mi vehículo, uno de los sujetos comienza a agredirme sin darme tiempo de reaccionar para lograr evitar los golpes”, fue parte del relato que exhibió el fiscal.

 

¿Cómo se llegó a los imputados?

Una prueba clave fueron las grabaciones de unas cámaras que estaban instaladas en las propiedades circundantes al sitio del suceso, logrando reconocer la marca y modelo del móvil en el cual se desplazaban los atacantes.

A la Dirección de Tránsito del municipio se solicitó la información de cuántos Chevrolet Spark color gris metálico, inscritos en Punta Arenas, remitiendo una lista con 171 vehículos, de los cuales dos cumplían con dichas características. Tras una serie de diligencias se logró dar con una persona que sería tío de Melgarejo, asegurando que el móvil se lo había entregado a éste para que lo guardara en su domicilio.

El 12 de noviembre, la víctima concurrió a las dependencias de la SIP de Carabineros, exhibiéndole fotos de Melgarejo, a quien reconoció como su agresor. Este lunes se presentó dicho imputado, quien admitió haber golpeado al denunciante, y develó que Tapia fue quien huyó con el auto del ofendido. Éste último, tras ser detenido, guardó silencio.

Todo lo anterior fue ratificado con la declaración de Oyarzo Caipillán, quien también se presentó voluntariamente ante la policía, desligándose tanto del robo como de la golpiza.

 

Incumplieron condenas

Respecto a Melgarejo, dijo el fiscal Aguirre que éste estaba actualmente cumpliendo una condena de 4 años bajo libertad vigilada intensiva por otro asalto ocurrido en 2018 y donde la víctima fue una menor de edad. Asimismo, Tapia fue sentenciado el año pasado como autor de microtráfico de drogas a una pena de reclusión domiciliaria nocturna, que también incumplió. En tanto, Oyarzo no registra antecedentes delictuales.

Al respecto, los defensores Richard Maldonado y Ramón Bórquez se opusieron al encarcelamiento de sus representados, discrepando de la “sesgada” interpretación de la Fiscalía, desestimando que actuaron en conjunto o concierto previo, y que habría sido el denunciante quien siguió a los jóvenes hasta el pasaje donde fue agredido. Además se recalcó que no hubo ánimos de apropiarse del vehículo, sino que la intención era detener el conflicto y que la víctima no los siguiera.

Pese a lo anterior, y tras una extensa deliberación, el magistrado Cristian Armijo ordenó encarcelar a Matías Melgarejo y Francisco Tapia, desestimando la prisión para Eric Oyarzo. No obstante, el persecutor apeló verbalmente a esta decisión, por lo que deberá ser la Corte de Apelaciones de Punta Arenas la que resuelva la situación del último imputado, por lo que quedó “a la espera”, pero también encerrado en la cárcel.


Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios