ezgif-6-d7f14afee772.gif
20 de octubre de 2021
El tiempo - Tutiempo.net

Avenida España #959
61 2 292900

Súmate a nuestras redes sociales

Ediciones Anteriores

Buscador de noticias

RECIBE GRATIS

Diario El Pingüino todos los días donde quieras.
Lo último de nuestras redes sociales
Columna de opinión

Efecto Pigmalión o Rosenthal

opinion
12/10/2021 a las 16:33
Pablo Oyarzo
762

Rosa Martínez Sánchez, Psicóloga

La mejor forma de aproximarse a este fenómeno es recurriendo a la mitología. El rey Pigmalión buscó durante muchísimo tiempo a una mujer con la cual casarse. Quien debía ser perfecta. Frustrado en su búsqueda, decidió quedarse soltero y dedicar su tiempo a crear esculturas. Una de estas, a quien llamo Galatea, era tan bella que Pigmalión se enamoró de la estatua. Una diosa llamada Afrodita transformo a Galatea en humana. De este modo Pigmalión pudo casarse con ella. Con este mito queda reflejado que Pigmalión, debido a que anhelaba tanto que la escultura estuviese viva, finalmente consiguió que esto se realizara.

En psicología el efecto Pigmalión surge de una investigación realizada en 1968, la cual fue dirigida por Rosenthal, quien era un psicólogo y profesor de Harvard. Este estudio fue realizado respecto al efecto que tienen las expectativas del profesor y el rendimiento de sus alumnos. Este equipo de investigadores, al inicio del año escolar, informó a los profesores que un grupo del curso (tomado al azar) tenía un potencial intelectual muy alto. Tras ocho meses se detectó que el grupo del cual se habían dado informes positivos mejoró significativamente su rendimiento. Es decir, quienes habían sido calificados con un alto nivel intelectual, habían mejorado notablemente su rendimiento en relación al resto de los alumnos. Mediante esta investigación se vio que las expectativas positivas de un profesor transformaron claramente el rendimiento de un grupo de alumnos de clase social baja.

De esta investigación se concluyó que si alguien nos valora, aumentará nuestra posibilidad de éxito. Si alguien nos aprecia, nos anima o considera que somos capaces de alcanzar determinados objetivos, estará contribuyendo a que generemos lo que se conoce como creencias potenciadoras. Las creencias positivas acerca de nosotros nos permiten alcanzar los objetivos y aumentan nuestro rendimiento. Si, por el contrario, una persona no es capaz de percibir nuestras habilidades o simplemente no confía en nuestras capacidades para alcanzar aquello que deseamos, contribuirá negativamente en nuestra autoestima y en nuestra capacidad para conseguir lo deseado, generando así creencias que tendrán un carácter limitante.

El efecto Pigmalión o efecto Rosenthal puede generar cambios en la actitud de la persona para lograr lo que desea. Es importante ser generadores de creencias positivas hacia los otros, al igual que debemos tenerlas hacia nosotros mismos. Ser consciente de la influencia que tenemos sobre los demás y sobre nuestra propia autoestima permitirá no solo a los de nuestro alrededor conseguir aquello que desean, sino también respecto a nosotros mismos.

El efecto Pigmalión en la educación ha demostrado que el rendimiento y el éxito en muchos casos quedan determinados por las expectativas que cada profesor deposita en sus alumnos. Es por ello que los profesores deben ser especialmente conscientes de la gran influencia que tienen sobre los educandos. Igualmente, los padres deben ser muy cuidadosos respecto a las expectativas que poseen y que declaran respecto a sus hijos.

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios


Publicidad