Lorenzo Miranda Vargas

Condenado por crimen del “Payasito” fue apuñalado en la cárcel

policial
16/11/2019 a las 11:00
Pinguino Policial
6050

Pasado el mediodía de ayer, el interno fue agredido con palos y elementos cortantes.

Una violenta riña al interior de la cárcel de Punta Arenas dejó un lesionado que debió ser trasladado hasta el Hospital Clínico de Magallanes.

Lorenzo Miranda Vargas, de 29 años, recibió múltiples lesiones, por lo que personal de Gendarmería debió solicitar la presencia del Sistema de Atención Médica de Urgencia (SAMU), que realizó el traslado del paciente en ambulancia hasta el recinto médico, así lo indicó Macarena Mayorga, reanimadora del SAMU: “Fuimos solicitados en el Complejo penitenciario por una agresión física con arma blanca y objetos contundentes. El paciente de 29 años fue trasladado al hospital para su evaluación y tratamiento médico, presentando tres lesiones cortopunzantes en diferentes partes del cuerpo, más contusiones a nivel facial por golpes con palos, debido a una riña según refieren desde Gendarmería”.


El herido que recibió cortes en brazo, pierna y espalda, fue agredido en el rostro mientras se encontraba al interior del módulo A 1 del Complejo Penitenciario de Punta Arenas. Los antecedentes de la agresión fueron entregados al Ministerio Público para iniciar la investigación.

Condena

Lorenzo Miranda Vargas cumple una condena por homicidio del año 2017, siendo sentenciado a 15 años de presidio.

De acuerdo con la condena del Tribunal Oral en lo Penal de Punta Arenas, de abril del año pasado, el ahora víctima fue condenado por los hechos que se registraron el miércoles 19 de julio de 2017, alrededor de las 16.45 horas, en circunstancias en que la víctima, Óscar Andrés Aribel Arriagada, de 32 años, caminaba por calle Armando Sanhueza acompañado de dos personas.

Al llegar a la altura del número 725 de la misma calle, se encontraron con tres personas, entre ellos el imputado Lorenzo Andrés Miranda Vargas, quien procedió a sacar de entre sus ropas un arma cortopunzante y se abalanzó contra la víctima, propinándole una certera estocada a la altura del tórax, que le provocó una herida penetrante que le causó la muerte. Miranda Vargas fue condenado como autor del delito de homicidio. La víctima, al momento de la agresión, se encontraba junto a una pareja que, vestidos de payasos, viajarían a Puerto Natales.

Durante el juicio del año pasado en su contra, sin dar razones fundadas del homicidio que cometió a sangre fría, Lorenzo Miranda Vargas entregó su relato a los jueces relatando que “ese día, estaba tomando en el centro y antes había tenido un problema con él, donde me tiraron al piso y me pegaron. El día de los hechos justo andaba con un cuchillo y me avisaron que estaba el ‘Loly’ (Aribel). Ahí le dije que ahora me tome de los brazos. Algo me dijo y cuando se me acercó saqué el cuchillo y se lo tiré. Cuando se tiró a la pared mi mente empezó a pelear para apuñalarlo o no. Ese día andaba con otras dos personas más. Él estaba con unas personas que estaban disfrazados, con orejas de conejo y el ‘Loly’ también andaba vestido así. Con Óscar Aribel éramos conocidos, pero no había motivo de matarlo, sólo lo hice porque tenía rabia de que me agarró para que me pegue la mujer. Me enojé y no le iba a pegar a una mujer, por eso lo hice”, narró.

Antecedentes

Miranda Vargas, además presenta diversos antecedentes por delitos de robo con violencia e intimidación y robo por sorpresa. Incluso, la última condena de cinco años y un día la cumplió el 2017, por lo que estuvo en libertad poco tiempo.



PUBLICIDAD

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios


PUBLICIDAD
Más noticias
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD