María Llancalahuen vive sola en la Población Patricio Lynch

El dramático caso de una mujer de 78 años que no tiene para comer y debe pagar deudas sobre $ 400 mil

cronica
10/12/2019 a las 20:00
Jesus Nieves
9883

Una de los oficios que debe realizar, es dedicarse a la venta de frutas y verduras en las calles de Punta Arenas. Cuenta que el estallido social no ha estado ajeno a ella, pues las ventas han disminuido y debe mantener su hogar.

Con 78 años, la piel arrugada y cuidando a sus nietos,  María Llancahaluen se encuentra viviendo uno de los momentos más difíciles de su vida. Debe pagar más de $ 400 mil en servicios básicos, no cuenta con el dinero requerido y no tiene la suficiente cantidad de alimentos para alimentarse.
A pesar de que todavía puede valerse por sí misma, María cuenta que el estallido social no ha estado ajeno a su situación económica. Se dedica a vender frutas y verduras en la calle, pero las ventas han disminuido considerablemente ya que sus clientes habituales no cuentan con el dinero suficiente para ayudarla. 
Esta humilde mujer, dedicó la mayor parte de su vida a limpiar productos del mar en una planta pesquera y confiesa que al estar tanto tiempo en el rubro sus pulmones se fueron deteriorando.
“Yo nunca había estado en esta situación. Me da vergüenza hacerlo, pero no me queda de otra porque no tengo dinero para pagar mis servicios y lo poco que tengo, lo uso para comer. Cuando vendía mis productos (frutas y verduras) a veces la gente me compraba por lastima, pero ahora, ni eso porque desde que empezó el estallido social todo se ha ido deteriorando”, enfatiza Llancalahuen.
En dos ocasiones la casa de esta mujer ha sufrido fuertes daños: la primera fue aproximadamente ocho años cuando un vehículo impactó contra su casa. La segunda, fue otro vehículo que le derribó el portón.
A pesar de que Llancalahuen tiene dos hijas, reconoce que tampoco les alcanza el dinero para poder salir adelante y confiesa que “ellas tienen su hogar y una familia que mantener. Sus hijos no se pueden quedar sin comer y el poco dinero que les alcanza es para ellos. Es una situación bastante triste y lamentable por la que estoy pasando, pero así es la vida y lamentablemente no tengo la ayuda suficiente”.
Las personas que quieran poder ayudar a esta adulta mayor, podrán dirigirse a la Población Patricio Lynch, calle 18 de Septiembre, número de casa 2069, Punta Arenas,  después de las 21 horas, ya que María llega a esa hora de la calle luego de intentar vender sus productos que casi no le quedan y que la mayoría se le ha ido pudriendo.


PUBLICIDAD

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios


PUBLICIDAD
Más noticias
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD