5 de agosto de 2020
El tiempo - Tutiempo.net

Avenida España #959
61 2 292900

Súmate a nuestras redes sociales

Ediciones Anteriores

Buscador de noticias

RECIBE GRATIS

Diario El Pingüino todos los días donde quieras.
Portada de hoy
Por la crisis sanitaria

La delicada situación que viven los colectiveros de Punta Arenas

cronica
30/06/2020 a las 17:48
Joaquin Maturana
3783

La baja de usuarios ha provocado una pérdida de casi un 80 por ciento en sus ganancias y han tenido que aumentar su inversión en insumos para limpiar sus vehículos. Todos les exigen al gobierno que los ayude durante esta pandemia.

Es un lunes feriado por la mañana y Pedro Barría hace su trayecto normal en su colectivo de la línea 100. No ve mucha gente. pero decide manejar hasta las 13.00 horas antes de tomarse un descanso. 

Lleva 32 años manejando su auto y nunca había visto una crisis como la actual. “Esto se viene arrastrando desde octubre pasado y es complicado porque uno se expone todos los días al venir a trabajar”, señala. 

Antes de bajar de su auto, se retira la mascarilla plástica que le regaló su hermano -para que pudiera trabajar de forma más segura- y se retira los guantes una vez abajo del auto. 

Además del tema sanitario, Barría afirma que sus ganancia han bajado mucho y se encuentra en una situación compleja. “Si antes uno hacía 25 lucas diarias, hoy solo se llega a las 15 con suerte. Yo acabo de terminar de pagar una deuda gigante y ya no tengo ni uno. Y el gobierno brilla por su ausencia”, agrega.

Por el centro de la ciudad Danilo Ojeda se toma una pausa de su trabajo para reflexionar sobre el escenario actual. Lleva manejando su colectivo 32 años y actualmente trabaja en la línea 15. A pesar de la pérdidas que han tenido durante el último tiempo, que según él llegan hasta un 80 por ciento, han tenido que seguir invirtiendo en productos para la limpieza de sus vehículos. 

Ojeda lo hace siempre cerca de las 12 del día cuando se toma un descanso para almorzar, y lo realiza una segunda vez cuando termina su jornada laboral cerca de las nueve de la noche. Al recorrer gran parte de la ciudad este conductor puede ver quiénes son las personas que todavía salen a las calles. “Cuando vengo del sector norte con suerte se sube una persona. Mucha de esas personas se quedan en sus casas. Son las personas del sector sur, la gente trabajadora y popular la que está obligada a salir a trabajar. Ahí siempre se sube dos o tres personas. Pero en general se ve poca gente en las calles. Para el gobierno somos ricos y para los bancos somos pobres. Nadie nos ayuda. El gobierno tiene que ayudar a la gente del transporte público. Hay muchos que de verdad están complicados y a ellos no les importa porque viven tranquilos”, expresa con rabia Ojeda. 

Otro que piensa similar es Héctor Nahil, un colectivero de la linea 500. Compró su vehículo hace 22 años, pero lo arrendó hasta 2006. De ahí en adelante lo maneja él y, al igual que Pedro, coincide en que es la peor crisis que le ha tocado vivir. 

“Mis ingresos han bajado más de un 70 por ciento. El viernes pasado trabajé todo el día de corrido y solo me hice siete mil pesos. Antes en una jornada así me hacía cerca del triple”, explica él. 

Al igual que sus colegas, Héctor ha tenido que invertir en insumos sanitarios para poder trabajar según lo exigen las autoridades. Cada dos vueltas que realiza se encarga de limpiar bien el auto con alcohol gel y cloro, para poder trabajar un poco más tranquilo. 

Y como la mayoría de los colectiveros, cree que hace falta un gesto del gobierno para ayudar a los trabajadores que están en una situación complicada. “Cómo van a esperar que sigamos como si nada si estamos ganando menos de la mitad de lo que hacíamos antes. Aquí el gobierno tiene que ayudarnos porque de verdad hay gente que le ha afectado mucho esta situación y no hemos recibido ayuda. No pueden esperar que esto se arregle solo porque simplemente no se puede. Falta alguien que de verdad se preocupe por las personas que lo están pasando mal”, asegura Nahil. 

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios