13 de mayo de 2021
El tiempo - Tutiempo.net

Avenida España #959
61 2 292900

Súmate a nuestras redes sociales

Ediciones Anteriores

Buscador de noticias

RECIBE GRATIS

Diario El Pingüino todos los días donde quieras.
Lo último de nuestras redes sociales
Análisis, opinión y actualidad:

Los ganadores y perdedores de la última encuesta CEP

opinion
02/05/2021 a las 13:29
Pinguino Web 1
1516

El Espectador.

Los retiros del 10% de los fondos previsionales y la prolongada pandemia del Coronavirus sin duda han influido fuertemente en los últimos resultados de la encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP) dada a conocer durante la semana.

Las dos mujeres que lideran los resultados, Pamela Jiles e Izkia Siches, se han potenciado en los últimos 13 meses en el país.

La periodista se desmarcó definitivamente del Frente Amplio, al igual que el Partido Humanista, y logró posicionarse en el agenda pública merced a sus habilidades comunicacionales junto a su pareja, el también periodista Pablo Maltés, hoy candidato a gobernador por la Región Metropolitana, y su estrategia de impulsar los retiros de los fondos de las AFP.

Este factor, para algunos, hace más difícil que los parlamentarios se apeguen a la institucionalidad y su rol más republicano y representa un peligro, en un período marcado por una seguidilla de elecciones.

Según las conclusiones políticas que se pueden sacar de la encuesta telefónica no solo grafica que Pamela Jiles es el personaje político mejor evaluado (54%), muy por encima de los demás políticos en carrera. Lo más importante es que si se descuenta a Izkia Siches (49%), le saca más de 20 puntos a los demás personajes que han lanzado su precandidatura: Joaquín Lavín (32%); Sebastián Sichel (30%), Mario Desbordes (29%); Evelyn Matthei (27%); Ximena Rincón (25%), Heraldo Muñoz (24%); Daniel Jadue (24%) y así por delante.

Ahí se refleja claramente el descenso en picada del alcalde comunista Daniel Jadue, quien no ha sido capaz de mantener una aprobación debido a que su sector no lo ha sabido fortalecer.

Los expertos también señalan que lo de Jiles es muy interesante porque, pese a su perfil polémico, su tasa de rechazo es la más baja (-28%) y los candidatos que la siguen están más de 10 puntos abajo. A Jadue (-49%), su rival en la izquierda más radical, le saca más de 20 puntos. En las propias personas que se autodefinen de izquierda le gana por igual cifra.

Otro hecho que también es muy destacable en el análisis es que en la derecha Lavín la supera por solo cinco puntos y en el centro es aventajado por Jiles por 14.

Una de las sorpresas en la CEP fue la aparición del ministro de Salud, Enrique Paris. Desde junio del año pasado se le puede ver en televisión todos los días, está sobreexpuesto y a eso dicen algunos le ha sabido sacar dividendos. Además, la masiva vacunación a la que nos hemos visto beneficiados millones de chilenos también le han jugado a su favor. Aparece con un 34% de aprobación en el tercer lugar, tras Jiles y Siches.

Otra sorpresa para muchos es el ascenso rápido de la nueva presidenta del Senado (DC), Yasna Provoste, quien a menos de 60 días de asumir el cargo supera a todos los candidatos de la centroizquierda en evaluación política: 26% (con una tasa de rechazo de 40%). La sigue Ximena Rincón (25% y 40%), quien sin embargo es la candidata proclamada de la DC y lleva más de un año tratando de posicionarse.

Esta encuesta CEP fue realizada en uno de los momentos más complicados del Gobierno y dada a conocer en la semana más dura de los últimos tiempos para el mandato de Sebastián Piñera: en medio de la derrota del tercer retiro en la Cámara y con altos grados de conflicto no solo con la oposición, sino también con su propia coalición.

La aprobación de Piñera alcanza sólo a un 9% (igual cifra que la de la encuestadora Cadem), la de rechazo un 74% y los que no aprueba ni desaprueban un 9%. El resultado ratifica una vez más que el más grave problema del Presidente, electo en 2018 con un 55% de los votos, es la desafección de su sector. Ese es un factor clave en vísperas de las elecciones del 15 y 16 de mayo. Y esto comprueba una vez más que todos sus intentos de unir a la coalición han fracasado.

Si se hace un diagnóstico analítico se puede llegar a una conclusión casi unánime: el estilo considerado demasiado personalista de gobernar de Piñera, sumado a muchos errores políticos de envergadura, y el resultado pudo haber sido peor si se hubieran considerado otras agravantes.

Piñera desapareció políticamente. Ya no existe y su mandato agoniza con un difícil respirar.

Los resultados de la CEP dejan en un momento muy complejo a la derecha: el crecimiento de Jiles y el ascenso de Provoste es una pésima noticia para ese sector.

Los presidenciables de derecha están apelotonados tras la platinada periodista: Lavín lidera (32%), le sigue Sebastián Sichel (30%), Desbordes (29%) y Matthei (27%) y muy rezagado Ignacio Briones (17%).

Si se tomara en consideración estos resultados estaríamos hablando de una primaria presidenciable muy abierta entre los cuatro primeros. Si esos comicios votan los identificados con la derecha se da el siguiente cuadro: Sichel (53%), Matthei (50%), Lavín (48%), Briones (43%) y Desbordes (36%).

Paula Narváez, a quien un sector de la izquierda chilena le ponía todas sus fichas, no prende nada.

Tras su lanzamiento en enero con el espaldarazo de la ex Presidenta Michelle Bachelet, marca solo 20% y su tasa de rechazo es casi el doble (39%). Solo supera a Briones (17%) y a Gabriel Boric (15%). Desde su lanzamiento, Narváez ha logrado solo 38% de conocimiento y, tras numerosas reformulaciones en su equipo y en su estrategia, ha optado por inclinar más a la izquierda su campaña, centrada, entre otras cosas, en los impuestos a los super ricos.

Para Magallanes es importante el caso Gabriel Boric.

El diputado, que a mediados de marzo vino a Punta Arenas a lanzar su campaña presidencial en el Cerro de La Cruz, marca solo un 15%.

Se quedó muy abajo. La candidatura de Boric no sube. Está apenas 6 puntos por arriba de Piñera y con esa aprobación de la CEP no tiene cómo revertir en tan solo siete meses para superar a fenómenos políticos que están muy por encima de él.

A Boric le están jugando en contra muchos factores. Algunos hablan de una inmadurez política que le llevó a caer en las garras de ideas de un sector más duro de la izquierda y a confiar en reuniones que sostuvo con Daniel Jadue en enero pasado y confiar en que puede derrotar a un extenso listado de candidatos de la oposición en una anhelada primaria abierta.

Esta baja aprobación de Boric pone en riesgo de que pueda llegar a la meta con sus intenciones presidenciales porque para ello debe juntar firmas en varias regiones del país donde está constituido su partido Convergencia Social.

Y en Punta Arenas una buena medición ocurrirá en 15 días, cuando su “delfín” Arturo Díaz se enfrente a Claudio Radonich y Luis Legaza en las elecciones municipales para la Alcaldía de Punta Arenas. De caer derrotado Díaz será el primer traspié para el barbudo diputado en su propio terruño. Según comentan en los mismos círculos políticos, de los tres postulantes el que ha marcado un mayor ascenso en las últimas semanas ha sido el profesor Legaza, lo que complejiza aún más a Boric y a Díaz y vuelve a hacer pensar y reflexionar con un claro análisis: ¿Por qué Gabriel Boric se quiere ir de Magallanes?

Pingüino Multimedia entrega este espacio a su público para la expresión personal de opiniones y comentarios, apelando al respeto entre los usuarios y desligándose por completo del contenido de los comentarios emitidos.

Comentarios